192.168.0.1 (y no 192.168.o.1) – Acceso a la configuración Wi-Fi

Lo primero que debes saber es que para configurar la mayoría de routers domésticos, basta con acceder a una dirección IP desde nuestro navegador web favorito. En la mayoría de casos, esta IP suele ser 192.168.0.1 o 192.168.1.1, de la que ya hemos escrito un artículo que puedes leer haciendo clic en el enlace anterior. Muchos usuarios se confunden y tratan de acceder a 192.168.o.1, con una letra “o” en lugar del número 0 y evidentemente, no logran acceder al panel de configuración del router. Para saber a cuál de las dos IP debes conectarte, simplemente abre ambas y comprueba cuál es la que te funciona. En principio, 192.168.0.1 es la utilizada por los fabricantes D-Link and Netgear.

Si no te funciona ninguna de las dos IP, puedes averiguar cuál es la correcta abriendo desde Windows el menú de Inicio -> Ejecutar y escribiendo a continuación “cmd“, sin las comillas. Se abrirá una nueva ventana y en ella escribiremos “ipconfig” y le daremos a enter. Veremos la lista de adaptadores de red y nos interesa el valor de “Puerta de enlace predeterminada“. En el ejemplo a continuación, puede verse que la correcta si era 192.168.O.1.

ipconfig para ver si la IP es 192.168.0.1

Por tanto, simplemente escribe 192.168.0.1 en la barra de direcciones y presiona Enter. Te pedirá un usuario y contraseña que suelen seguir en sus valores de fábrica. La mayoría de fabricantes utilizan admin/admin o admin/1234 así que prueba las distintas combinaciones hasta dar con la correcta. Si no te funciona ninguna, lo mejor sería resetear el router a su configuración por defecto y así poder acceder al panel de configuración. Los routers tienen un botón de Reset en la parte trasera que tendrás que presionar con la ayuda de un alfiler.

192.168.0.1

¿Qué se puede hacer en 192.168.0.1?

Una vez dentro del panel, verás que hay multitud de opciones que puedes cambiar. También puede que encuentres opciones desactivadas, según el modelo de tu router y si es libre o está asociado a alguna operadora. Veamos algunos de los aspectos más comunes que se suelen revisar en la configuración del router.

Lo principal de todo es navegar de forma segura y desde el panel podrás configurar algunas opciones básicas que te ayudarán a ello. Lo primero sería cambiar la contraseña por defecto del router si detectas alguna anomalía en la conexión. Simplemente cambia el valor del campo WPA pre-shared key.

Si no estás seguro de si alguien puede estar accediendo a tu red Wi-Fi sin tu permiso, desde el panel de configuración de tu router existe una sección llamada “Red local” en la que puedes ver una lista de los distintos dispositivos conectados a la red, así como su IP y MAC. Gracias a este último valor, único para cada dispositivo, podrás impedir que vuelva a conectarse a tu red.

Siguiendo con el filtrado MAC, otra excelente opción para garantizar una red segura es hacer una whitelist, o lista blanca, introduciendo las direcciones MAC de los dispositivos que queremos que puedan conectarse a la red. En lugar de impedir a ciertas personas conectarse, con esto haremos que sólo ciertas personas puedan conectarse. Es la forma más eficaz de impedir que alguien pueda conectarse.

Desde el panel de 192.168.0.1 también podrás abrir los puertos de tu router. Los puertos son la pasarela de entrada y de salida de información que utilizan las distintas aplicaciones que tienes instaladas. Algunas de ellas utilizan puertos que ya tienes abiertos por defecto, pero algunas otras necesitarán que abras tú los puertos manualmente para que puedan funcionar correctamente.

Más de: Tutoriales,

Dejar un comentario