Adele: 42% de la industria musical esta semana fue suya

Hace algunos días, cuando Adele anunció que lamentablemente para muchos de sus fanáticos, su último disco, “25”, no estaría disponible en los diferentes sistemas de streaming musical de todo el mundo, decíamos que la intención de la artista era la de poder generar una buena cantidad de ganancias, antes de especular con la posibilidad de finalmente liberar sus últimos temas en el futuro.

Adele

Adele rompe el mercado con “25”

Como para de alguna forma darle la razón a Adele, nos encontramos a estas alturas con una serie de informaciones que detallan que 25 no solo es el disco más vendido de los últimos días, concretamente desde su aparición, sino que además de toda la industria musical que ha comercializado contenidos en los Estados Unidos, la cantante es la culpable del 42% de los ingresos generados por este sector, una barbaridad.

En efecto, aunque de este nuevo álbum de Adele se ha dicho absolutamente de todo, desde las mejores críticas hasta algunas bastante menos generosas, lo cierto es que la expectativa del público era real y se está traduciendo en millones de dólares. Sin ir más lejos, la consultora Nielsen SoundScan explica ahora mismo que casi una de cada dos ventas que se producen en torno a la música en los Estados Unidos, tienen que ver con Adele.

Para ser más específicos en cuanto a los datos, podemos decir que “25” es culpable de casi la totalidad de ese poder que tiene Adele sobre el mercado a día de hoy, porque el resto de sus trabajos solo representan el 1% del total contra el 41% de su más reciente obra. Para darnos una idea de lo poco usual que es una situación así, debemos recordar lo sucedido con el disco 1989 de Taylor Swift, que si bien tuvo espectaculares niveles de ventas, solo logró acaparar el 20% del mercado en su momento de mayores ventas.

Lo más curioso del caso, según explican los especialistas, no es que los usuarios paguen por llevarse a casa los temas que forman parte de “25”, que no hay otra forma de tenerlos, sino que sigan abonando buenas cantidades de dinero por hacerse con los discos anteriores de Adele, los que fueron denominados en su momento “21” y “19”, y que por supuesto sí podemos conseguirlos de muchas otras formas, la mayoría de ellas sin pagar.

En cualquier caso, viendo estas increíbles estadísticas, no queda ningún tipo de dudas de que Adele ha conseguido lo que pretendía cuando decidió que “25” pudiera conseguirse únicamente pagando por él, y no a través de plataformas como por ejemplo Spotify o Apple Music que llevan estos contenidos a los usuarios de forma gratuita, acordando pagos con los artistas que por supuesto son muy inferiores a los que pueden conseguir cuando se ponen a venderlos directamente, y sino, que le pregunten a Adele.

¿Te parece bien que Adele primer venda su disco último de la forma tradicional y libere sus contenidos recién en algunos meses, o crees que debería haber priorizado al público y permitirnos escuchar sus nuevas canciones ya mismo en Spotify o Apple Music?

Más de: Música

Dejar un comentario