Adele vende 2,3 millones de copias de “25” en 48 horas

Adele, una de las intérpretes más amadas de los últimos años a pesar de su corta edad, sorprendió al anunciar esta semana por medio de sus representantes que había tomado la decisión de que su más reciente disco, “25”, finalmente no se pudiera publicar en los principales servicios de música en streaming de todo el mundo, como por ejemplo Spotify o iTunes, dejando entrever muchos medios que su interés tenía que ver entre otras cosas, con hacer una buena cantidad de dinero antes de liberarlo.

Adele 25

Adele rompe récords con su nuevo álbum

Y parece que a Adele la jugada le ha salido bastante bien, si tenemos en cuenta lo que publica The Verge en las últimas horas, en cuanto a que el álbum ha sido todo un éxito durante su primer fin de semana a la venta, consiguiendo un total de 2,3 millones de copias vendidas, lo que hace suponer que romperá todos los récords de venta en una primera semana, algo que confirman empresas como Billboard o Nielsen, entre otras, dejando atrás los números correspondientes hasta ahora a Justin Bieber.

Más allá de eso, no podemos perder de vista que en lo que refiere al primer fin de semana de ventas, y al menos desde que Nielsen realiza este relevamiento, solo “No Strings Attached” de NSYNC ha logrado superar a “25” de Adele. Sin embargo, las estimaciones indican que con el correr de la semana, y hasta el domingo próximo, será sin embargo ella la que logre ponerse al frente de forma definitiva de la mayor cantidad de copias de un álbum vendidas en los primeros siete días desde su lanzamiento.

Crítica dividida para su nuevo disco

En lo que refiere a lo que forma parte de los contenidos de “25”, tenemos que decir que Adele se ha encontrado con una crítica bastante dividida por parte de los especialistas en la materia, a quienes parece que no termina de convencerles. De hecho, algunos de ellos sostienen que se trata de un disco perfecto para esta altura de su carrera, mientras que otros creen que tiene canciones “demasiado fáciles”, y que no se ha esforzado lo suficiente, o al menos como en algunas de sus producciones anteriores.

Buena prueba de ello la podemos encontrar en las definiciones de The Telegraph, que sostiene que el disco posee “melodías directas elegantes y letras veraces que Adele canta como si le fuera la vida en ello”. Sin embargo, nos encontramos por otro lado con el The Guardian, que sostiene que “When We Were Young”, uno de los principales cortes del álbum, es sin dudas “la gran decepción” de este último trabajo de la británica.

¿Has comprado el nuevo disco de Adele? ¿Te ha convencido o te quedas con los anteriores?

Más de: Música

Dejar un comentario