Alumbrado solar y farolas solares

La energía fotovoltaica es un sistema fantástico que nos permite obtener energía eléctrica, y uno de sus usos más destacado es para alumbrado solar mediante la utilización de farolas solares. Si queréis conocer un poco mejor este sistema seguidamente aclaramos algunos conceptos básicos.

Publicidad

Alumbrado solar y farolas solares

Tipos de alumbrado solar

Lo primero que debemos tener en cuenta son los distintos tipos que tenemos a nuestro alcance para hacer uso del alumbrado solar.

Publicidad

Como ya sabemos, gracias a la energía fotovoltaica obtenemos electricidad a través del sol, y dicha electricidad la podremos utilizar para lo que queramos, pero si lo que nos interesa es alumbrar tanto el exterior como el interior de nuestro hogar o incluso grandes avenidas, gracias al alumbrado solar tendremos a nuestra disposición una amplia variedad de opciones muy funcionales.

Fundamentalmente podemos encontrar dos subdivisiones principales dentro del alumbrado solar, que son el alumbrado de jardín por una parte y las farolas solares por otra. Sin embargo, también existen otros equipos a través de los cuales podremos utilizar la energía fotovoltaica tan sólo con el objetivo de iluminar nuestro hogar en su interior.

Pues bien, en cuanto al alumbrado de jardín, además de las pequeñas farolas y objetos luminosos también tendremos la opción de instalar farolas de mayor tamaño, las cuales se presentan con modelos incluso en forja y otros materiales que les da un toque muy elegante.

Pero si lo que necesitamos es alumbrar una carretera, a través de la energía fotovoltaica también podremos instalar farolas de gran tamaño y con muchos lúmenes de intensidad. Éste sistema es cada vez más utilizado en población, autovías, autopistas y avenidas.

La estructura del alumbrado solar

Dependiendo del tipo de instalación, evidentemente las estructuras se podrán ir modificando ya que podemos basarnos en dos tipos distintos. Por una parte existen instalaciones de farolas solares conectadas a un mismo equipo que las alimenta, pero lo más habitual es utilizar farolas solares independientes, es decir, la farola dispone de todo lo necesario para funcionar de forma autónoma.

Por esa razón, además de la propia estructura de la farola y los leds (o distintos tipos de luminarias), lo único que será necesario es una placa solar de reducidas dimensiones y una pequeña batería que será la encargada de ir acumulando la energía con el objetivo de abastecer a la farola durante su funcionamiento.

Adicionalmente, otro de los elementos que incluye es un sensor que detecta la cantidad de luz en el exterior con el objetivo de encender automáticamente la farola y así no tener que preocuparnos en absoluto de su funcionamiento.

Las ventajas de las farolas solares

Y dentro de las ventajas, además de no tener que preocuparnos en absoluto de ellas más que para sustituir la batería cada varios años (suelen ser baterías bastante económicas cuando hablamos de farolas de jardín), tampoco requiere ningún tipo de instalación.

Lo único que tenemos que hacer es fijarlas al suelo pero no será necesario introducir cableado ni ningún elemento adicional, ya que el propio conjunto que adquirimos cuenta con todo lo necesario para funcionar a la perfección.

Alumbrado solar y farolas solares
Vota este artículo

Artículos relacionados: