Audi RS7, el coche de carreras autónomo

Hace unos días estuvimos hablando de los coches autónomos, los cuales serán una realidad mucho antes de lo que esperamos. Sin embargo, en esta ocasión vamos a presentar el Audi RS7, el primer coche de carreras autónomo que ha demostrado un fantástico comportamiento en el circuito de Hockenheim.

Publicidad

 Audi RS7

El RS7 Piloted Driving

Desde hace muchos años, Audi ha estado trabajando con el objetivo de mejorar los sistemas de funcionamiento para los vehículos autónomos, y para ello ha querido ir más allá, fabricando un modelo de coche de carreras con el que pretende demostrar que no se encuentra precisamente a la cola en este tipo de nuevas tecnologías.

Finalmente se ha conseguido el objetivo que se buscaba, que no era otro que lograr que el Audi RS7 realizase el circuito en los tiempos establecidos; en poco más de dos minutos, los ingenieros han conseguido que este deportivo dé la vuelta al circuito sin un conductor que lo maneje.

Publicidad

Sin duda alguna se trata de un nuevo paso adelante en el que muchos fabricantes de reconocido prestigio están trabajando con el objetivo de que los coches autónomos no sean sólo una realidad en poco tiempo, sino también ofrezcan una perfecta garantía de funcionamiento.

El problema de los coches autónomos

Aunque ya existen modelos de coches autónomos que consiguen realizar recorridos de forma muy fiable, lo cierto es que por el momento no se permite su funcionamiento de forma completamente autónoma, es decir, al tratarse de tecnologías que por el momento se mantienen en desarrollo, estos vehículos, pese a poder ser utilizados en algunos países, es obligatorio que vayan pilotados o al menos controlados por una persona ante la posibilidad de que alguno de los sistemas fallasen.

Conociendo el Audi RS7

El Audi RS7 no sólo ofrece la posibilidad de ver el primer coche de carreras sin conductor, sino que además nos ofrece algunos aspectos que vale la pena destacar.

En primer lugar, tanto estéticamente como en relación con las funcionalidades, sin duda es una copa casi idéntica del Audi RS7 Sportback que podemos encontrar de serie.

Monta un motor V8 con cuatro litros y una potencia de 560 CV, y pese a poder lograr una velocidad punta superior, el modelo ha sido limitado a 250 Km/h. En caso de quitar el limitador se logran alcanzar los 305 Km/h, sin duda una velocidad vertiginosa, y más si tenemos en cuenta que no va pilotado por nadie.

No obstante, hay que tener en cuenta que en este caso el vehículo se mueve por un trazado previamente memorizado, es decir, se estudia al milímetro cada movimiento del mismo, pero no puede conseguir estos resultados si lo sacamos del circuito para el que ha sido preparado.

Sin embargo, esta configuración podría ser el pistoletazo de partida para una nueva competición en la que los competidores busquen mejorar el esquema para que, de forma autónoma, puedan demostrar sus cualificaciones para los trazados y por supuesto el rendimiento del vehículo.

Sin duda se trata de una fantástica noticia que nos acerca un poco más a ese futuro que ya no parece tan lejano.

Audi RS7, el coche de carreras autónomo
Vota este artículo

Artículos relacionados: