Australia se une al reparto de correo con drones

De la misma forma que Amazon ya ha comenzado sus pinitos para repartir paquetería utilizando drones, o la misma empresa de Correos en España ya comenzado el estudio de viabilidad para utilizar estos dispositivos como medio de reparto para zonas menos accesibles, Australia no se quiere quedar atrás en esta interesante tendencia que sin duda va a suponer un cambio radical en la entrega de productos. A continuación vamos a conocer un poco mejor el modo en el que este fantástico país de Oceanía comienza a llevar a cabo los primeros pasos que ayudarán a mejorar la accesibilidad y el envío tanto de cartas como de paquetería.

Australia se une al reparto de correo con drones

Australia apuesta por el uso de drones

Está claro que los drones están alcanzando una gran representación en cuanto al transporte de paquetería se refiere, ya sea a través de empresas públicas o privadas de mensajería o incluso para enviar alimentos, medicamentos, etcétera a lugares difícilmente accesibles.

Aunque todavía hablamos de una tecnología que en cierto modo se encuentra en pañales y sigue siendo poco accesible cuando hablamos de drones con características suficientes como para poder realizar estas tareas sin problemas, la realidad es que poco a poco se van dando los pasos acertados que irán convirtiendo esta tecnología en una inversión inteligente y cuya proliferación supondrá un aumento en las inversiones para crear dispositivos que permitan una mayor velocidad, una conducción más fluida y eficiente y por supuesto también lograr una mayor carga de transporte, y todo ello por un menor precio.

Un nuevo país que se suma al reparto con drones

Son muchos los países que están comenzando a unirse a este nuevo proyecto común que permitirá considerables ventajas sobre los sistemas de reparto tradicionales, y Australia no quería ser menos en este sentido.

Australia se une al reparto de correo con drones b

Por esa razón ha comenzado a estudiar la viabilidad de utilizar los drones con este fin en principio para repartir correo, aunque poco a poco se irán analizando otras posibilidades que supongan ventajas en comparación con las técnicas utilizadas en la actualidad.

Por supuesto, en un principio iría orientado al transporte de pequeños paquetes urgentes como por ejemplo envíos con medicamentos, productos requeridos con urgencia, alimentos y otros que presenten caducidades tempranas y un largo etcétera.

En un principio, al igual que se ha procedido en el resto de países que empiezan a analizar la utilización de estos vehículos aéreos no tripulados, las pruebas se realizan en modo cerrado aunque, una vez se comprueba a la viabilidad y la seguridad de este sistema, posteriormente se procede a comenzar con las pruebas reales con clientes.

Sin duda alguna estamos ante un importante cambio en el mundo de la mensajería, y es que cada vez son más los países y las empresas que se ponen manos a la obra para comenzar a realizar las pruebas y obtener los permisos necesarios con el objetivo de enviar todo tipo de paquetería urgente en el menor tiempo posible, e incluso para poder acceder a aquellos lugares en los que hasta la fecha resulta complicado.

Más de: Noticias,

Dejar un comentario