Black Hornet, el dron militar más pequeño del mundo

Cada vez son más las utilidades que encontramos para los drones, y algunas de ellas están enfocadas en nuestra seguridad. Por esa razón hoy os vamos a presentar el dron Black Hornet, un dron militar que se caracteriza por ser el más pequeño en todo el mundo, lo cual lo hace muy efectivo para según qué tareas.

Publicidad

Black Hornet

Black Hornet, ideal para la estrategia militar

Las apariencias engañan, y lo cierto es que la primera vez que vemos el Black Hornet la sensación que tenemos es de encontrarnos ante un juguete, pero nada más lejos de la realidad, y es que este dron ha sido desarrollado para un uso militar.

Publicidad

Por el momento se trata de un proyecto y por ello tan sólo disponemos de imágenes con colores claros, pero está claro que el camuflaje va a ser uno de sus puntos fuertes no ya sólo por su tamaño sino porque se implementarán colores adecuados dependiendo del terreno por el que se vaya a mover.

Uno de los principales usos del Black Hornet es sin duda la estrategia, y es que evidentemente con un tamaño tan reducido no se puede añadir armamento de ningún tipo, mientras que sí cuenta con un arma mucho más poderosa de lo que pueda parecer a priori que es una interesante cámara.

La cámara del Black Hornet

Gracias a esta cámara, desde un lugar remoto se podrán obtener imágenes precisas y claras que ayuden a tomar decisiones estratégicas importantes que reduzcan en la medida de lo posible las pérdidas civiles y por supuesto garantice una mayor seguridad a los soldados.

En realidad este dispositivo lleva ya varios años siendo utilizado por el gobierno británico, y es que desde el año 2013 ha sido puesto a prueba de un modo bastante satisfactorio. Sin embargo, Estados Unidos ha sabido ver el gran potencial de este sistema, por lo que a partir de ahora tiene la intención de utilizarlo con el objetivo de poder infiltrarse en lugares que de otra forma serían de difícil acceso con el gran secretismo que garantiza un aparato de tan reducidas dimensiones y muy silencioso.

Eso sí, cabe destacar que por el momento la autonomía no es precisamente un plato fuerte en este tipo de dispositivos, y es que el Black Hornet cuenta con tan sólo 25 minutos de autonomía, quizás no todo lo que gustaría para conseguir capturar imágenes en territorios algo apartados.

El funcionamiento del Black Hornet

Al otro lado, un soldado se encargará de dirigir este dron mediante un mando de control y obtener información en tiempo real en una pantalla que tendremos frente a nosotros.

Cabe destacar que toda la información obtenida nunca queda almacenada en el aparato, por lo que en caso de ser capturado los datos ya se encontrarían a buen recaudo y fundamentalmente el enemigo no sabrá qué información se ha obtenido.

Precio del Black Hornet

Eso sí, cada uno de estos aparatitos tiene un coste de alrededor de 40.000 $, por lo que vale la pena que el que se encargue de dirigirlos cuente con soltura y habilidad con el objetivo de que puedan volver a casa.

Black Hornet, el dron militar más pequeño del mundo
Vota este artículo

Artículos relacionados: