Cómo cambiar el tóner o los cartuchos sin dañarlos (y sin acabar cubierto de tinta)

Después de imprimir cientos y cientos de páginas es normal que tengamos que cambiar el tóner o los cartuchos de tinta de la impresora. A priori puede parecer una tarea muy simple, pero no tienes que descuidarte. Muchas personas parece que han sido atacadas por un calamar gigante, terminando cubiertas de tinta.

Cómo cambiar el tóner

No se trata de simplemente mancharse las manos. Cuando cambias el tóner de una impresora, si no tienes cuidado puedes destrozar el compartimento y acabar bañado en ella. Sin embargo, conviene añadir que es tan importante aprender a cambiar la tinta correctamente como comprar cartuchos de calidad.

En particular, los cartuchos compatibles (alternativas a los cartuchos oficiales) ofrecen una alta calidad a la hora de desarrollar trabajos de impresión, a la vez que suponen un ahorro para nuestro bolsillo. Estos cartuchos son diseñados y desarrollados por empresas diferentes a los fabricantes de impresoras, logrando ofrecer precios francamente competitivos. Dependiendo de la impresora que tengas podrás comprar tóner o tinta compatible, de la marca que más te guste. Si conoces el tipo de cartucho que necesitas, pero quieres ver alternativas a la marca de tu impresora, o necesitas otros productos para tu equipo, puedes comprar consumibles en www.ntt-toner.es.

Publicidad

Cómo cambiar los cartuchos de tinta en tu impresora

¿Te has quedado sin tinta en tu impresora y tienes que cambiar uno o ambos cartuchos? Presta atención, así se cambian los cartuchos sin dañarlos y sin hacer un estropicio. El proceso es prácticamente igual en todas las impresoras.

Lo primero que tendrás que hacer es encender la impresora y levantar la tapa. No la tapa del escáner -si es una impresora multi-función– sino la que está debajo de ella, donde se almacena la tinta, y donde se encuentran los rodillos para el papel y el sistema de impresión. En algunas impresoras encontrarás un botón de ‘Cambio de cartucho’. Si la tuya lo tiene tendrás que presionarlo para indicar a la impresora que quieres cambiar los cartuchos de tinta o tóner vacíos.

Una vez levantada la tapa verás que se comenzará a mover el soporte de los cartuchos. Espera a que deje de moverse. Sólo entonces podrás proceder a extraer los cartuchos. Para poder retirarlos tienes que hacer un poco de presión en la hendidura que soltará el contenedor de la tinta. ¡No te pases de fuerza! Hay que hacer el mínimo indispensable. Si se es muy brusco se podría romper no solo el contenedor sino también algún componente de la impresora.

Mancha de tinta de un cartucho roto

Por último hay que colocar la nueva tinta. ¿Cómo? Es muy sencillo, retira todos los plásticos, no olvides que los sensores de un cartucho nuevo –y también de los de uno que ha sido reutilizado– están recubiertos por un plástico que los protege. Tienes que retirarlo sin tocar los sensores con tus dedos, o podrías arruinar dicho sensor y quedaría inutilizable. Colócalo en su lugar y haz un poco de presión para bloquearlo y que quede bien conectado. Si la impresora cuenta con un sistema en el cual tienes que avisar para cambiar un cartucho de tóner, asegúrate de confirmar en el sistema que has completado el proceso.

Publicidad

Artículos relacionados: