Community Manager

El concepto “community manager” es cada vez más habitual cuando nos referimos a Internet, y es que no debemos olvidar que todas las empresas que se precien, a día de hoy deben cuidar su representación en la Red. Por esa razón, nuestro cometido en esta ocasión es el de saber qué es un community manager, cuáles son sus funciones y habilidades, también haremos un breve recorrido por algunos de los errores más habituales que se suelen cometer, aprenderemos cuál es el camino para formarnos profesionalmente, y también repasaremos algunas de las herramientas imprescindibles que siempre debemos tener a mano.

Publicidad

Community manager

Qué es un community manager

Comenzamos por la definición de community manager, y es que estamos ante un anglicismo a través del cual se designa a un gestor de comunidades o responsable de comunidades a través de Internet.

Publicidad

Cabe destacar que la forma más correcta de denominar a este profesional en español es como administrador de comunidades de Internet, pero también hay otras variedades como gestor de comunidades en línea, gestor de comunidades digitales, gestor virtual o gestor de comunidades virtuales, administrador de comunidades en línea, administrador de comunidades digitales, administrador virtual, etc.

Yendo a la definición, el community manager es la persona que ejerce la actividad de auditoría de una determinada marca o empresa a través de los distintos medios sociales que podemos encontrar en Internet.

Entran dentro del ámbito de la mercadotecnia o marketing, ya que el objetivo es planificar adecuadamente una publicidad a través de Internet que mejore considerablemente la imagen del negocio, marca o empresa.

Cabe destacar que el profesional community manager es cada vez más solicitado e importante para el mundo de los negocios, ya que evidentemente, a día de hoy Internet es un recurso imprescindible para cualquier empresa que quiera desarrollarse, crecer, darse a conocer, etc., de manera que es esencial que estos negocios se aseguren de que están tratando adecuadamente su imagen a través de la Red.

La importancia del community manager para los negocios y empresas

Community manager para negocios y empresas

Una vez que entendemos qué es exactamente un gestor o responsable de comunidades de Internet, es esencial que valoremos su importancia en el ámbito de los negocios a día de hoy.

Como decíamos, Internet es el medio más utilizado en la actualidad para llevar a cabo la práctica de cualquier tipo de tarea, ya sea desde buscar información hasta mantenernos en contacto con otras personas o, incluso, encontrar recomendaciones, opiniones y alternativas en relación con los productos o servicios que vamos a comprar.

Esto significa que, conforme va pasando el tiempo, cada vez es más imprescindible que una empresa figure en Internet, ya que de lo contrario, al final poco a poco se acaba diluyendo e, irremediablemente, desemboca en su desaparición.

Sin embargo, Internet es mucho más exigente de lo que podemos ver a primera vista, lo que significa que, en este sentido, debemos invertir adecuadamente en garantizar que vamos a tener una buena imagen.

Esto significa que no sólo tenemos que crear una buena página web para nuestros usuarios, sino que tenemos que difundir nuestra imagen, nombre de empresa, etc. por todos los recovecos de la Red, y sobre todo debemos mantener un control exhaustivo que nos permita tener la total garantía de que dicha imagen es positiva de cara al público.

Aquí evidentemente es donde entra la labor del community manager, el cual, a través de distintas funciones que llevará a cabo, mantendrá en todo momento el control sobre la idea que el consumidor final va a tener acerca de los negocios de los cuales se esté responsabilizando.

Y sobre todo, el community manager siempre trabajará fundamentalmente las redes sociales, ya que es su principal núcleo para extender y desarrollar un criterio positivo sobre la empresa, negocio o marca que este exponiendo.

Cuáles son las funciones de un community manager

Funciones del community manager

En cuanto a las funciones del community manager, evidentemente tenemos un campo muy amplio, ya que por supuesto va a depender del tipo de estrategia y de los intereses de cada empresa, negocio o marca en particular.

Vamos a detallar a continuación algunas de las principales funciones de un buen community manager:

  • Investigar el sector o sectores de la empresa: evidentemente, para poder lanzar un proyecto con efectividad, lo primero que tenemos que hacer es investigar adecuadamente el sector o los distintos sectores en los que se mueve la empresa, ya que básicamente tenemos que conocer el producto o servicio, comprender su desarrollo y, sobre todo, verlo desde la perspectiva social, es decir, tal y como lo ve el cliente.
  • Estudiar el modo en que se puede conseguir una mayor atención del potencial cliente: una vez que conozcamos el producto, entonces es el momento perfecto para analizar el modo en el que lo tenemos que ofrecer, es decir, estudiar su imagen. Cada producto tiene un ámbito de potenciales clientes, algo que deberemos tener muy claro para poder cumplir adecuadamente con esta función.
  • Crear un plan de social media adecuado al proyecto: también es importante tener en cuenta que el community manager tiene que saber crear un buen plan de social media que se adapte al proyecto, dirigiéndose a los potenciales clientes y, sobre todo, utilizando bien la idea de imagen que se ha estudiado en el apartado anterior.
  • Organizar ideas que puedan mejorar la imagen del proyecto: dependiendo del producto, servicio o imagen que queramos desarrollar, es importante que analicemos las distintas ideas que nos pueden ayudar a mejorar los resultados, ya sea desarrollar promociones nuevas, concursos, participar en ferias, realizar presentaciones y un largo etc. Evidentemente, todo esto será comunicado al superior que se encargue del proyecto de marketing online para contrastar ideas y averiguar el modo de desarrollarlas que más beneficie al proyecto.
  • Preparar un plan que permita solventar cualquier tipo de imprevisto: es muy frecuente que, conforme vamos desarrollando nuestra labor de community manager, nos encontremos con que van surgiendo muchos imprevistos e incluso problemas que pueden llegar a desembocar en pequeñas crisis. Un buen community manager siempre debe estar preparado para esto, de manera que debemos averiguar los puntos débiles de este proyecto y, sobre todo, analizar las distintas respuestas que podemos dar para cada uno de ellos en caso de que se produzcan.
  • Presentar y organizar los presupuestos de los distintos elementos de marketing que se van a utilizar: además de nuestro propio presupuesto, no debemos olvidar que el proyecto va a requerir de inversión adicional, ya que tenemos que contratar otros servicios externos con el objetivo de lograr los mejores resultados. En este sentido, en todo momento el cliente debe estar informado de estos presupuestos, los cuales el community manager tiene que organizar adecuadamente siempre dentro de su ámbito.
  • Comunicar a sus superiores los resultados de forma periódica: en cualquier caso, el community manager generalmente siempre va a estar tutelado por un marketing manager, es decir, un responsable de marketing, de manera que deberá ir comunicando los resultados por una parte con el objetivo de establecer un control adecuado, por otra para averiguar si se ha producido algún tipo de fallo o error en el proyecto, y por supuesto para poder crear una perspectiva adecuada que permita combinar, de forma profesional, todos los elementos de marketing online que se estén desarrollando.

Qué tareas debe realizar un community manager

Qué tareas debe realizar un community manager

Ahora que ya conocemos las funciones del community manager, lo siguiente es estudiar adecuadamente cuales van a ser sus tareas, es decir, cómo se desarrolla el trabajo día a día.

Desde una perspectiva general, podríamos realizar la siguiente clasificación de tareas del community manager:

  • Escuchar a la empresa y al cliente: la primera tarea que tiene que realizar un community manager en relación con un proyecto es analizar todo lo relacionado con la empresa, producto o servicio del proyecto que tiene entre manos. Es decir, debemos saber qué es lo que se habla en la comunidad, conociendo la opinión de los usuarios y, en definitiva, haciéndose una idea relacionada tanto con el cliente como con la competencia
  • Organizar la información obtenida: una vez que tengamos claro lo que opinan los clientes y la posición de la competencia con respecto a nuestro proyecto, es el momento de organizar adecuadamente toda la información, analizando en todo momento de dónde procede y, por supuesto, también el impacto que puede tener sobre el servicio, empresa o producto que vayamos a representar.
  • Transmitir las conclusiones: de toda esta información que hemos obtenido, podremos crear un resumen, es decir, depuraremos todos los detalles, con el objetivo de poder transmitir la información de forma eficiente al resto de departamentos tanto del proyecto de marketing online como de la propia empresa, consiguiendo de esta forma que se pueda organizar adecuadamente la estrategia desde todas las perspectivas que caracterizan al proyecto, y por supuesto también ofreciendo una perspectiva realista a la empresa o negocio cliente para que puedan analizar posibles cambios que puedan influir positivamente en la imagen y, por tanto, en el empuje al negocio.
  • Definir la estrategia a seguir: una vez que ya tenemos las conclusiones a mano y las hemos valorado tanto con la empresa como con el resto de ámbitos del proyecto de marketing online, es el momento para definir la estrategia que vamos a llevar a cabo. Esto lo que nos permitirá es saber el qué, el cómo y el cuándo transmitiremos la información necesaria a la comunidad a través de las redes sociales.
  • Difundir el mensaje a la comunidad: también es tarea del community manager el difundir esta información en base a la estrategia que se ha desarrollado previamente, asegurándose en todo momento que el proceso se está llevando a cabo con los resultados esperados.
  • Mantener el contacto con la comunidad: un buen responsable de la comunidad de Internet, también debe asegurarse de que mantiene el contacto constante con la comunidad, es decir, estamos trabajando fundamentalmente las redes sociales, lo que quiere decir que, con frecuencia, los usuarios querrán contactar con nosotros para resolver sus dudas o incluso aportar sus opiniones. Por ello debemos permanecer siempre activos para poder responder rápidamente a cualquier tipo de duda, y siempre desde una perspectiva equilibrada ya que, no debemos olvidar, esto también va a influir positiva o negativamente en la imagen del producto, servicio o negocio.
  • Analizar los resultados obtenidos: es muy importante que seamos conscientes de que no sólo tenemos que desarrollar una estrategia, sino que tenemos que asegurarnos de que se cumple y que, en definitiva, es la estrategia correcta, ya que en ocasiones observaremos que tenemos que realizar determinadas correcciones. Esto significa que debemos mantener constantemente un análisis de los resultados que vamos obteniendo, tanto a corto como a largo plazo.

Y desde una perspectiva más específica que nos permita organizar adecuadamente la agenda, estas serían las principales tareas del community manager:

  • Las tareas diarias del community manager:
    • Asegurarse de que todo se está publicando adecuadamente: todas las noticias, información y detalles que publique la empresa, deberán ser tenidos en cuenta, de manera que no sólo nos debemos asegurar de que efectivamente se han publicado en las redes sociales, sino que además también debemos comprobar los comentarios que realizan los usuarios.
    • Mantener el contacto con la comunidad: se tendrán en cuenta no sólo las redes sociales, sino también los mensajes privados, comentarios, menciones que se puedan hacer en blogs y foros, etc.
    • Motivar la conversación a través de las redes sociales: no sólo debemos esperar a que los usuarios comenten, sino que debemos intentar motivar que participen.
    • Repasar los comentarios nuevos: debemos prestar atención a todos los nuevos comentarios que puedan estar relacionados con la empresa en Internet.
  • Las tareas semanales del community manager:
    • Analizar lo que se habla acerca de la empresa: la mejor manera de prevenir una crisis, es estando al tanto de los nuevos comentarios que se hacen sobre la empresa muy especialmente en las redes sociales, actuando en caso de ser necesario.
    • Buscar nuevo contenido relevante: buscaremos toda la información en blogs, webs, YouTube, foros, portales, etc. que pueda estar relacionada con la empresa y que sea interesante para los usuarios. Nos referimos a información que no hable directamente de la empresa, sino que esté relacionada con su actividad, productos, servicios, etc.
    • Comprobar los resultados del proyecto: deberemos realizar un seguimiento constante para confirmar que la estrategia está funcionando.
    • Programar nuevas publicaciones: para fomentar la interactuación de la comunidad, debemos programar publicaciones con cierta frecuencia, evitando así que la gente se olvide de la empresa. Lo ideal es que sean publicaciones nuevas, pero en el caso de que no exista posibilidad, puede ser interesante volver a publicar aquellas divulgaciones que hayan ido quedando atrás y que puedan ser relevantes.
    • Revisar las campañas de publicidad activas: si hay campañas publicitarias activas, es muy importante que echemos un vistazo para asegurarnos de que están consiguiendo el efecto deseado.
  • Las tareas mensuales del community manager:
    • Actualízate en materia de community manager: el social media es un campo que avanza de forma constante, de manera que todos los meses se suelen presentar novedades interesantes que debemos conocer, lo que básicamente viene a ser mantenernos actualizados en nuestro trabajo.
    • Ampliar nuestros conocimientos e información: es importante que nos mantengamos siempre actualizados en relación con el sector al que se dedica la empresa.
    • Organizar los contenidos a publicar: para mantener el interés por parte de los usuarios, es importante que publiquemos con cierta regularidad nuevos artículos. En este sentido, deberemos asegurarnos de organizarlo todo de forma adecuada y con antelación para lograr un buen efecto.
    • Planificar las nuevas campañas publicitarias: la publicidad es un elemento esencial para nuestro proyecto, pero es importante que cada mes renovemos las campañas publicitarias, deshaciéndonos de aquellas que tengan un menor efecto, y potenciando las que nos estén dando buenos resultados, además de creando nuevas campañas que puedan servir como apoyo efectivo.
    • Valorar la posibilidad de desarrollar ideas que puedan influir positivamente: estudiaremos si a lo largo del mes, puede interesar participar en promociones, encuentros, ferias, etc. que puedan ser interesantes y potencien el negocio.
    • Poner en marcha estas ideas: en el caso de que hayamos encontrado ideas que puedan ser efectivas, deberemos asegurarnos de que las ponemos en marcha debidamente.
    • Preparar un informe completo: cada mes deberemos preparar un informe completo a través del cual podamos plasmar tanto los resultados del mes anterior, como lo que se espera para el mes próximo con las modificaciones que hayamos realizado. Esto no sólo nos ayudará a mantener un histórico adecuado, sino que además también nos permite informar a nuestros superiores, al cliente, y a la vez también nos ayuda a aprender mejor de nuestros errores y aciertos.

Qué habilidades debe tener un community manager

Qué habilidades debe tener un community manager

Hasta aquí hemos explicado que es un community manager, cuáles son sus funciones y cuáles son sus tareas, pero también es muy importante que, si os estéis planteando dedicaros a este ámbito del marketing digital, analicéis en profundidad si cumplís o podéis desarrollar las habilidades necesarias para convertiros en buenos profesionales.

No debemos olvidar que trabajamos en el campo de la publicidad, además de que vamos a interactuar directamente con multitud de potenciales clientes y usuarios, lo que significa que debemos desarrollar determinadas cualidades con el objetivo de asegurarnos de que, en todo momento, no sólo seguimos una estrategia que sea beneficiosa para el proyecto, sino que además sabemos responder ante cualquier tipo de circunstancia con la máxima diligencia y profesionalidad.

Por ello, lo ideal es que echéis un vistazo a este listado a través del cual os mostramos las habilidades imprescindibles del community manager:

  • La paciencia: trabajar a través de Internet implica necesariamente que tengamos mucha paciencia, muy especialmente si nos tenemos que relacionar con otras personas. Es importante tener en cuenta que estamos representando una marca, por lo que una mala actuación por nuestra parte va a ensombrecer su imagen. Esto significa que debemos aprender a afrontar incluso los comentarios negativos, consiguiendo en todo momento mantener la calma y la máxima serenidad. No olvidéis que un cliente enfadado se puede convertir en un cliente que vuelve si sabemos manejarlo bien.
  • La metodología: también se trata de un trabajo muy exigente, muy especialmente si tenemos varios proyectos a la vez. Por ello debemos establecer una metodología que sea estricta, y sobre todo nos aseguraremos de que la cumplimos. Lo importante es conseguir la máxima eficiencia en el mínimo tiempo posible siempre dentro de nuestras capacidades y por supuesto también nuestra experiencia, otro de los pilares fundamentales.
  • Saber escuchar: un buen community manager es una persona que sabe escuchar. Nunca debemos tomarnos nada como algo personal, sino que debemos intentar ser lo más objetivos posible, de manera que podamos saber realmente qué es lo que la gente piensa sobre una determinada empresa o un negocio en particular, ya que esta es la única forma de conseguir organizar un proyecto que realmente sea eficiente y esté dirigido a la realidad del mercado.
  • Tener iniciativa: la iniciativa también es un elemento primordial para el administrador de comunidades, ya que es un porcentaje muy alto de nuestro trabajo, puesto que, además de analizar el mercado, debemos averiguar todas las opciones existentes, tanto las que conocemos como las que todavía desconocemos, con el objetivo de lograr el mejor efecto posible para el proyecto. Por ello no nos debemos cerrar a ideas muy específicas, y sobre todo debemos hacer uso de nuestra creatividad, ya que a partir de ellos evitaremos repetir lo que otros community manager hacen, y crearemos proyectos mucho más efectivos y dinámicos.
  • La formación: por supuesto, no escuches a aquellas personas que os dicen que para ser community manager no es necesaria la formación, y es que estamos hablando de algo que, visto desde una perspectiva externa, puede parecer sencillo, pero en realidad se trata de algo que exige que nos responsabilicemos, cuidemos muy bien los pasos que vamos dando, y sobre todo sepamos actuar no ya sólo para crear el proyecto, sino para poder defenderlo o incluso solventar los momentos de crisis que puedan surgir y que, si estamos bien formados, podremos esquivar con efectividad y sin que la empresa se vea afectada.
  • Ser organizado: también es esencial que seamos organizados, tanto si tenemos un proyecto entre manos como si tenemos 20. Debemos mantener una agenda y consultarla con regularidad, para evitar que nada quede por el camino y que, en definitiva, tengamos siempre la total garantía de que hemos cumplido con todas las exigencias de nuestro trabajo a lo largo del día.
  • La ética: aunque es algo que a día de hoy escasea más de la cuenta, es muy importante que seamos conscientes de que, para poder avanzar en este trabajo, es esencial ser una persona ética. Por ejemplo, podemos tener la tentación de buscar mejoras para nuestra empresa atacando a la competencia mediante la creación de perfiles falsos que puedan estropear su reputación. Esto en primer lugar nos puede costar más de un serio problema e incluso más de un juicio, pero sobre todo estaremos transmitiendo una imagen a nuestros clientes que no es para nada recomendable. El que recurre a estas tácticas, lo hace porque no tiene capacidad para mejorar la imagen de su proyecto de forma efectiva, y opta por el camino fácil.
  • Capacidad de adaptación: la capacidad de adaptación es otro de nuestros grandes valores, ya que es muy importante que aprendamos a medirnos en función del proyecto que vamos a realizar, es decir, tenemos que adaptarnos a la empresa o negocio al que vamos a proyectar, lo que significa que por ejemplo debemos tener en cuenta el tono del mensaje, saber si buscan crear una imagen más formal o imagen corporativa más seria, o prefieren algo con un toque más informal y cercano al usuario, de la misma forma que también deberemos adaptar nuestra forma de redactar, el tipo de lenguaje a utilizar, etc.

Cuáles son los principales errores que comete un community manager

Principales errores del community manager

Existen distintos errores que podemos considerar como más habituales para un administrador de comunidades.

A continuación, vamos a dividir entre los errores de novato y los errores de experto, ya que dependiendo de la fase en la que nos encontremos, serán más frecuentes unos u otros.

Errores de community manager principiante

Uno de los principales errores que se pueden cometer cuando somos principiantes, es precisamente el hecho de pensar que el concepto de community manager exige un aprendizaje pero no una evolución.

De la misma forma que nos tenemos que informar adecuadamente para ser buenos profesionales en la administración de comunidades, también es muy importante que seamos conscientes de que tenemos que seguir actualizándolos, y es que vamos a trabajar en un ámbito que ya de por si se actualiza de forma constante, por lo que, si queremos conseguir un buen rendimiento, es necesario que estemos siempre al día en este sentido.

Por otra parte, es esencial que empecemos con fuerza, pero siempre reservando un margen para evitar riesgos innecesarios, es decir, conforme nos vayamos haciendo con nuestro cargo, poco a poco veremos que tenemos una mayor capacidad para tomar decisiones e incluso para desarrollar nuestra creatividad de una forma más eficiente.

En cualquier caso, el community manager generalmente suele formar parte de un proyecto definido de marketing online, lo que significa que por encima de nosotros va a haber un profesional que se debe responsabilizar de las decisiones finales, de la misma forma que también habrá otros sectores que se están desarrollando para dicha empresa.

Por esa razón, en el caso de que tengamos algún tipo de duda relacionada con nuestra labor, nuestra toma de decisiones, etc., tenemos personas a las que vamos a poder recurrir para asegurarnos de que optamos por lo que realmente conviene para el proyecto.

Errores de community manager experto

Conforme va pasando el tiempo, poco a poco vamos adquiriendo experiencia, hasta el punto que nos convertimos en un community manager experto.

Sin embargo, esto no significa que ya esté todo hecho, sino que además de cumplir con la máxima de la importancia de continuar con la formación, también hay determinados aspectos que debemos tener presentes para evitar cometer errores.

En este sentido, por ejemplo es importante que nos identifiquemos con la marca, empresa, negocio, etc. que vamos a trabajar, pero eso no significa que lleguemos al punto de creer, con el tiempo, que la marca que estamos gestionando es nuestra.

Esto es mucho más importante de lo que podamos imaginar en un primer momento, ya que cuando llevéis mucho tiempo trabajando con una marca, lo habitual es que os identifiquéis hasta tal punto que muchas veces podemos llegar a pensar que podemos tomar decisiones por nuestra cuenta que en realidad no nos corresponden.

En todo momento debemos mantenernos en la misma línea, respetando lo que se ha estipulado a través del proyecto, es decir, es la empresa la que nos contrata a nosotros, por lo que es la que tiene la última palabra a la hora de elegir el modo en que debemos operar.

También ocurre bastante a menudo el hecho de cometer el error de no contrastar fuentes.

En la sociedad actual, tenemos una amplia variedad de medios de información a través de los cuales realizar todo tipo de consultas, pero nuestra tendencia es centrarnos en unos específicos y, por lo tanto, darles siempre la total veracidad.

Sin embargo, debemos tener en cuenta que por una parte existe mucha subjetividad en este sentido, y por otra, hay que tener en cuenta también que la competencia puede actuar de manera que consiga crear controversia en relación ya sea con el negocio que estamos respaldando, o incluso con un ámbito relacionado con el mismo.

Por esa razón, sea lo que sea que tengamos entre manos, siempre nos debemos asegurar de que la información que nos llega es objetiva y correcta, y para ello tendremos que consultar todas las fuentes que sean necesarias.

También debemos llevar mucho cuidado con abusar de elementos como pueden ser artículos, contenido que compartimos, e incluso también hay que controlar los abusos en las redes sociales, ya que hay veces que queremos mantener muy informado al usuario, pero no nos damos cuenta de que el negocio que tenemos entre manos no es el centro de sus vidas.

Por otra parte, recordad que, como os decíamos al principio de este apartado de errores, el problema es que muchas veces llevamos mucho tiempo con una marca, hasta que llegamos incluso a asimilarla como si fuese nuestra, lo cual en ocasiones nos puede llevar a tomar decisiones erróneas como, por ejemplo, utilizar alguna herramienta que no conocemos en profundidad.

Esto significa que estaremos utilizando como conejillo de indias aquello que nos está dando de comer, lo cual es jugar con fuego.

Por esa razón, si tenemos que aprender a utilizar una herramienta y conocer verdaderamente su funcionamiento, lo haremos antes en un blog personal o similar, evitando de este modo que algo que no evolucione como nosotros esperábamos, pueda acabar dándonos mala fama a nosotros y creando una mala imagen de la empresa.

También es importante que tengamos en cuenta que dentro de la administración de comunidades, hay muchos profesionales y muchísimos “profesionales”, lo que significa que, a la hora de formarnos e informarnos en relación con nuestra labor, es muy importante que nos aseguremos de que estamos aprendiendo de los primeros y no de los segundos.

Es esencial que tengamos muy claro que, para conseguir un buen resultado, es muy importante que hayamos ensayado el proyecto que vamos a sacar adelante de antemano, es decir, nunca lances ninguna cosa que no estés totalmente seguro que va a funcionar, ya que, si bien es cierto que de vez en cuando tenemos que correr algunos riesgos, debemos reducirlos al mínimo puesto que no es nuestra imagen la que corre riesgo, sino la de nuestro cliente.

Hay otro detalle que también debemos tener en cuenta que es el hecho de que siempre nos debemos dejar llevar por las buenas prácticas.

Por ejemplo, es posible que nos encontremos con un proyecto que nos cuesta levantar, con lo cual busquemos el camino rápido y fácil para poder dar la sensación de que realmente se están dando pasos al frente como por ejemplo comprar seguidores.

Esto evidentemente no nos va a aportar un valor positivo, sino que, de hecho, puede llegar a dar una mala imagen de nosotros por ejemplo si de repente, muchos de estos perfiles, dejan de seguirnos en poco tiempo.

Puede que precisamente, en el momento en el que estemos consiguiendo empezar a levantar un negocio, la empresa observe que hay una fuerte caída en el seguimiento, y lo achaque a que no estamos haciendo las cosas como es debido.

Recuerda que te recomendamos que es esencial que te mantengas siempre bien informado y organizado, incluso cuando pase mucho tiempo y tengas la sensación de que ya lo haces todo con total soltura, ya que precisamente el exceso de autoconfianza puede llegar a convertirse en nuestro peor enemigo y en la razón por la que empiezan a aparecer errores que nunca antes habíamos tenido.

No tengas miedo a pedir consejo o incluso a contrastar ideas con otros profesionales o con tu equipo de trabajo, ya que esto no te hace parecer menos profesional sino precisamente todo lo contrario.

No somos profesionales que trabajamos de forma individual y separada del resto del gremio, por lo que, si nunca consultamos nada, vamos a tener la total garantía de que vamos a cometer muchos errores, y esto sí que nos va a dar una mala imagen profesionalmente hablando.

Y por supuesto, no olvides que la paciencia va a ser una de tus principales armas, muy especialmente cuando estés en contacto con los usuarios, de manera que no dejes que tu trabajo se convierta en tu mundo personal, y actúa siempre desde una perspectiva profesional y externa a tus creencias y sentimientos.

Cómo formarse como community manager

Formarse como community manager

Como os hemos venido diciendo a lo largo de todo el artículo, es muy importante que seamos conscientes de lo esencial que es optar por una buena formación y por una actualización constante de nuestros conocimientos.

No se os ocurra nunca poneros a trabajar de community manager sin tener una base de conocimientos que sea estable, éste contrastada, y que realmente os permita moveros con efectividad.

Por supuesto siempre existe la posibilidad de formarnos por nuestra cuenta, pero cuidado, ya que precisamente en este ámbito vamos a poder encontrar información escrita por profesionales, pero también mucha basura que realmente no os va a aportar ningún beneficio pero sí más de un perjuicio.

Por ello, lo mejor que podemos hacer es realizar un curso, un posgrado o inclusive un máster, y en la medida de lo posible, empezaremos por el primero, seguiremos por el segundo y culminaremos con el tercero.

Una vez que hayamos finalizado el curso, ya estaremos preparados para ponernos en marcha y empezar a trabajar como community manager, pero por supuesto, si queremos seguir avanzando, adquirir más responsabilidades y, sobre todo, potenciar nuestros conocimientos y por tanto nuestros resultados, entonces vale la pena que no nos paremos en ningún momento, y además de continuar con nuestras actualizaciones, también ampliemos nuestro campo de actuación.

Hay que tener en cuenta que hay community managers profesionales que realizan cursos por su cuenta, también hay asociaciones que lo hacen, o incluso os aconsejamos que tengáis presente que en muchas universidades se llevan a cabo este tipo de cursos, posgrados y másteres.

Por esa razón, antes de tomar una decisión, lo mejor que podéis hacer es buscar aquellos que os ofrezcan una mayor confianza, comprobad las opiniones de otras personas que ya lo hayan realizado previamente, y sobre todo aseguraos de que os va a ofrecer un temario completo y que os permita tener una base fuerte sobre la que construir vuestro proyecto laboral.

Las herramientas imprescindibles del community manager

Herramientas que utilizan los community manager

Además de convertirnos en buenos profesionales a través de una adecuada formación y actualización, también es muy importante que tengamos en cuenta que vamos a necesitar tener a nuestra disposición una buena colección de herramientas con las que trabajar de la forma más efectiva posible.

En este sentido, es evidente que el mercado está lleno de alternativas entre las que elegir, de manera que unos community manager se encontrarán más cómodos trabajando con unas determinadas herramientas específicas, mientras que otros están mejor adaptados a otras que cumplan de una forma más completa con sus necesidades.

En cualquier caso, lo que vamos a hacer es ofreceros una colección con algunas de las herramientas que consideramos que todo buen administrador de comunidades va a necesitar, de manera que ya cada uno de vosotros, en base a vuestra experiencia y conocimientos, elegiréis las que se adapten mejor a vuestros proyectos.

De igual manera, os recordamos que también hay otras herramientas diferentes que pueden ser de uso diario y necesario no sólo para el proyecto en sí, sino para vuestra organización y administración, de manera que lo que pretendemos a través de este apartado, es ofreceros algunas alternativas interesantes que deberéis ir completando con aquellas que os resulten más efectivas.

  • ly: tenemos la posibilidad de utilizar esta herramienta tanto registrándonos como sin registrarnos. Sin embargo, en nuestro caso el registro es más que recomendable, ya que nos va a permitir acceder a un montón de estadísticas de enlaces acortados, además de poder personalizar la URL acortándola.
  • Blogsterapp: es una herramienta imprescindible para poder aprovechar muy bien el tiempo en la programación de tweets en Hootsuite. Básicamente lo que hace es programar por ti el contenido del blog del indiques, de manera que automáticamente publicará en Twitter, LinkedIn, Facebook o Pinterest. Sin embargo, la pega es que es una herramienta de pago, con lo cual tan sólo vamos a poder probar 15 días de forma gratuita, pero si se te acumula mucho el trabajo, sin duda alguna es una fantástica inversión, entre otras cosas porque vais a ver que las redes sociales gozan de una mayor actividad, con lo cual la mejora es más sustancial y rápida.
  • Canva: gracias a esta herramienta, vamos a poder crear post profesionales sin la necesidad de dominar herramientas como Photoshop, Indesign o Illustrator.
  • Cool Tabs: desde crear sorteos en Instagram hasta personalizar íntegramente una fan page, esta herramienta tiene todo lo necesario para que puedas llevar a cabo este tipo de procesos de la forma más rápida, cómoda, simple y efectiva que puedas imaginar.
  • Easypromos: si queréis gestionar concursos en las redes sociales Facebook o Twitter, esta es la herramienta que estáis buscando. Es muy eficiente y fácil de gestionar, con lo que se pueden conseguir muy buenos resultados dedicando poco tiempo y, por supuesto, conociendo todos los detalles de los concursos que hayamos organizado.
  • Essential Pim: en materia de organización, también es muy importante que dispongamos de una buena agenda que nos permita mantenerlo todo bien ordenado y que no se nos olvide nada. Esta es una de las alternativas que más os recomendamos, la cual cuenta con una versión gratuita, así como una versión de pago que os permitirá tenerlo todo accesible desde cualquier dispositivo gracias al almacenamiento en la nube. Su funcionamiento es muy simple e intuitivo, además de que permite todo tipo de recordatorios, citas, avisos, gestionar correo electrónico, guardar contraseñas, contactos, notas, tareas, etc.
  • Facebook Business: a través de esta herramienta, vais a poder gestionar varias cuentas de publicidad de Facebook Ads y fan page, pudiendo administrar también varios usuarios a los que podremos asignar unas competencias específicas para que no tengan acceso a todo el contenido.
  • Feedly: una herramienta especialmente diseñada para cuidar el contenido, consiguiendo automatizar un montón de tareas y simplificar vuestro trabajo desde esta perspectiva, ya que os permite realizar búsquedas de forma precisa, optimizar la información, conseguir fuentes de autoridad y un largo etc., manteniendo en todo momento una organización muy eficiente que ayuda a ahorrar una gran cantidad de tiempo cada día.
  • Google Analitycs: con que os hayáis movido un poco por el mundillo de los negocios por Internet, seguro que conocéis esta aplicación, a través de la cual vamos a poder aprender más acerca de los usuarios que acceden a nuestra página web o blog, el tráfico de las redes sociales, si hay conversiones, podremos conocer mejor el perfil de los usuarios para poder organizar mejor nuestras campañas publicitarias y un largo etc. de recursos que son imprescindibles para hacer bien nuestro trabajo.
  • Hootsuite: con esta herramienta vamos a poder gestionar los perfiles de Twitter, Google+, Instagram, LinkedIn y YouTube. Al principio puede ser un poco complicada, pero con el tiempo veréis que no sólo os hacéis con ella, sino que además es muy útil. Vais a poder programar las publicaciones, monitorizar o seguir una determinada palabra clave o hashtag, podréis subir vídeos a YouTube directamente, publicar entradas en WordPress, realizar múltiples análisis, organizar el trabajo con varios usuarios y un largo etc. El único punto débil que le podríamos encontrar es el hecho de que no tiene buena compatibilidad con Facebook debido a que esta red social no recibe demasiado bien esta aplicación, por lo que, en este caso, sí que lo tenéis que hacer con otra aplicación o de forma manual.
  • Klout: es un pequeño programa que nos va a ayudar a conocer la influencia de los usuarios de una gran cantidad de redes sociales como Facebook, Twitter, LinkedIn, etc.
  • Pili APP: con esta herramienta, vamos a tener a nuestra disposición una enorme colección de iconos muy interesantes, divertidos y diferentes para las redes sociales Facebook y Twitter. Básicamente, con esto lo que vamos a tener a nuestra disposición es un contenido muy efectivo que nos ayudará a dar un toque más profesional, desenfadado e incluso divertido a nuestras aportaciones.
  • TrendsMaps: esta herramienta trabaja en tiempo real para ofrecernos información muy valiosa en relación con los hashtags más populares en una zona específica, consiguiendo de esta forma conocer las principales tendencias de Twitter, una información también muy valiosa para poder organizar nuestras campañas.
  • Tweet Binder: ideal para gestionar las redes sociales para un evento en particular, ya que permite monitorizar un hashtag específico. Cuenta con varias funcionalidades como por ejemplo conocer los tweets que han sido publicados, saber quiénes son los usuarios más activos, los usuarios que tienen una mayor influencia, el alcance que hayamos conseguido, el impacto y un montón de detalles que os pueden ayudar mucho en la elaboración de una buena estrategia.
  • Twitteraudit: con esta herramienta vamos a tener a nuestra disposición un montón de datos interesantes relacionados con la red social Twitter, entre los que podemos destacar el hecho de saber cuántos seguidores falsos tenemos, o incluso cuántos seguidores falsos tiene la competencia, ayudándonos en este sentido a conocer mejor el mercado y, sobre todo, poder actuar en consecuencia.
  • Xovi Suite: se trata de una herramienta SEO muy eficiente, sobre todo porque, gracias a ella, vamos a tener la posibilidad de observar el efecto que tiene un determinado enlace dentro de algunas de las principales redes sociales, una información que, bien manejada, puede llegar a ser muy valiosa.

Básicamente es todo lo que debéis saber en un principio acerca del community manager, de manera que es muy importante que, si estáis valorando dedicaros a esta profesión, seáis conscientes en primer lugar de que tiene mucho futuro por delante, ya que es un tipo de trabajo que cada vez está siendo más demandado y la demanda va a subir todavía más de cara al futuro, y por otra parte, también debéis ser conscientes de que es necesario que os aseguréis de que sois personas organizadas, os forméis adecuadamente, os actualicéis con regularidad y, en definitiva, cumpláis con vuestro trabajo con diligencia, ya que estas premisas son imprescindibles para poder convertiros en un administrador de comunidades profesional y eficiente.

Y por supuesto, más adelante iremos desgranando algunos de los entresijos de esta profesión, analizando aspectos más específicos con el objetivo de ayudaros a tomar decisiones que sean adecuadas y efectivas para conseguir el mejor resultado posible para todos y cada uno de vuestros proyectos, solventando algunas de las principales dudas sobre community manager.

Community Manager
Vota este artículo

Artículos relacionados: