Cómo escribir rápido con el teclado

Cada vez es más necesario que aprendamos no sólo a escribir con un teclado sino también hacerlo con la mayor velocidad posible, y es que está claro que en el futuro todos trabajaremos o necesitaremos utilizar para diferentes funciones los ordenadores, y el hecho de conseguir una buena velocidad puede ser la diferencia entre ser más competitivo y eficiente en nuestro puesto de trabajo, o por contra acabar siendo relegados y superados por otros trabajadores. Para ayudaros os vamos a dar algunos consejos sobre cómo escribir rápido con el teclado, prestando atención a detalles que posiblemente nunca habíais tenido en cuenta y, por supuesto, también tendremos presente algunos inconvenientes que en ocasiones se dan y seguramente no somos conscientes de ello.

Cómo escribir rápido con el teclado

Escribir rápido con el teclado en buenas condiciones

Aunque resulte un poco extraño que tengamos que hacer mención a esto, es importantísimo contar con un teclado de suficiente calidad para alcanzar una buena velocidad, pero no sólo es importante la calidad del teclado, sino que también deberemos prestar mucha atención a su estado; aunque no sea muy frecuente, he llegado a ver algunos teclados que daban auténtico pánico mirarlos, y es que una buena higiene y limpieza de los mismos va a ser importantísima para qué todas las teclas se marquen con fluidez y no opongan resistencia.

Por esa razón hay que preocuparse por la limpieza del teclado y mantenerlo en óptimas condiciones, realizando reparaciones en caso de que alguna tecla se avería, ya que puede llegar a ser muy frustrante tener por ejemplo un espaciador que no marca bien los espacios.

Elige entre los distintos tipos de teclado

No todos los teclados nos permiten conseguir grandes velocidades, de la misma forma que cada persona se adaptará mejor a un tipo de teclado distinto, por lo que no podemos indicar exactamente el tipo de teclado que resultaría perfecto para lograr la máxima velocidad, sino que lo suyo es ir probando con distintos tipos de teclado hasta encontrar aquel con el que nos sintamos más cómodos y relajados.

Por supuesto, el límite va a estar principalmente en la cantidad de dinero que destinemos a su adquisición, pero muchas veces os sorprenderá que algunos teclados más económicos y con una apariencia más sencilla, a menudo pueden ofrecer unas características mucho mejores que otros que parecen recién sacados de la NASA.

Llegados a este punto debemos tener en cuenta que existen principalmente dos tipos de teclado que son los teclados de membrana y los teclados mecánicos. Los teclados de membrana son los más habituales, ya que tienen un precio inferior, funcionan bastante bien y sobretodo son muy silenciosos. Sin embargo, si cada día vamos a teclear una gran cantidad de palabras, quizás lo que más nos interese es un teclado mecánico y de calidad, ya que lograremos una mayor velocidad aunque, eso sí, el precio de adquisición será mayor y por supuesto también hacen algo más de ruido, recordando un poco en cierto modo a las antiguas máquinas de escribir, lo cual incluso puede llegar a ser hasta un poco romántico.

Teclado mecánico para más pulsaciones

Otro detalle importante es el tipo de teclado a la hora de trabajar con un ordenador portátil. Evidentemente, en los ordenadores de sobremesa tenemos la posibilidad de elegir prácticamente cualquier tipo de teclado, pero cuando hablamos de un ordenador portátil, el teclado que lleva es el teclado que tiene, sin posibilidad de realizar ningún tipo de cambio.

Evidentemente, cuando compramos un portátil, nuestro objetivo es conseguir la máxima movilidad, lo cual hace que las teclas estén mucho más compactadas, sean de un tamaño más reducido y estén organizadas un poco más apelotonadas de lo que estarían en un teclado normal al uso.

Con un poco de practica veremos que nos podemos adaptar sin problemas a cualquier teclado de cualquier portátil, pero eso sí, si vais a teclear mucho, en este sentido no cabe discusión que será imprescindible que incorporéis un teclado externo.

Con el teclado externo vamos a conseguir más velocidad y mayor calidad de escritura, sin tantos errores aunque, eso sí, mermando la portabilidad que precisamente buscamos con el ordenador portátil. No obstante, puede ser interesante tener un teclado en casa, un teclado en la oficina y uno en cada uno de los lugares a los que solemos ir con nuestro ordenador portátil para rescindir el uso del teclado incorporado tan sólo a los momentos en los que nos encontremos en el exterior.

En cualquier caso también existen muchos tipos de teclados que mejoran la portabilidad teniendo dimensiones más reducidas, pesos ínfimos e incluso permitiendo su plegado, pero tened también muy claro que estos teclados suelen estar también bastante limitados en cuanto a la velocidad de escritura que podemos alcanzar.

En definitiva, el tipo de teclado que utilicemos va a ser la pieza clave para conseguir una mayor velocidad de escritura.

Aprende a distribuir tus manos sobre el teclado

Pero tener un buen hardware y en buenas condiciones no es lo único que vamos a necesitar para escribir rápido con el teclado, sino que también es esencial la práctica y prestar atención a la técnica y disposición de nuestros dedos sobre las teclas.

Disposición de los dedos en el teclado

Al principio puede resultar algo complicado de aprender, pero lo cierto es que se asimila mucho más rápido de lo que parece, y el hecho de utilizar los dedos adecuados para cada una de las teclas, sin duda alguna os va a permitir alcanzar velocidades que nunca antes hubieseis imaginado.

Por ello os recomendamos encarecidamente que dediquéis un tiempo a ir practicando y aprendiendo la escritura correcta sobre el teclado, y es que básicamente tan sólo vamos a tener que aprender cómo disponer las manos sobre él, y a partir de ahí deberemos asimilar donde se encuentra cada tecla, de forma que en poco tiempo podremos estar escribiendo sin mirar al teclado y sin cometer ningún error.

Y repetimos, no os asustes porque al principio cueste un poco, ya que nuestro cerebro es capaz de asimilarlo mucho más rápidamente y con menor esfuerzo del que imagináis.

Hazte con un buen curso para aprender a escribir con el teclado

Y finalmente también os recomendamos que busques un buen curso para escribir con el teclado. En mi caso, estamos hablando y ya de hace muchos años y de máquina de escribir, comencé con un curso impreso en un libro con caballete, pero a día de hoy, en el mundo de la informática, quizás la alternativa más sencilla es la de conseguir algún programa para aprender a escribir con el teclado, de forma que no sólo iremos avanzando en las lecciones, sino que además también se encargan de comprobar cómo lo hacemos, indicarnos los fallos que hayamos tenido, etcétera.

Más de: Productividad, Tutoriales

Dejar un comentario