Cómo hacer una infografía paso a paso

Si queréis aprender cómo hacer una infografía paso a paso, con este tutorial vamos a intentar conocer mejor qué es una infografía, tendremos acceso a algunas de las mejores herramientas gratuitas para infografías y también conoceremos algunos recursos importantes para sacar el máximo partido a nuestro trabajo.

Cómo hacer una infografía paso a paso

Qué es una infografía

Con el objetivo de que todos nuestros lectores sepan exactamente lo que estamos hablando, lo primero que vamos a hacer es definir qué es una infografía, que no es ni más ni menos que la presentación de una determinada información de una forma visual, es decir, en lugar de utilizar letras para explicar un proceso, lo vamos a hacer de un modo más visual de forma que será mucho más intuitivo y fácil de comprender, accediendo no sólo a una mayor cantidad de usuarios, sino también garantizando que toda la información ofrecida está sintetizada de tal manera que resulta mucho más fácil de ser comprendida y recordada.

Básicamente vamos a realizar un esquema a modo de resumen con una única viñeta o con varias viñetas que incluyen distintos gráficos fáciles de comprender, pero es importante que, para tener un buen resultado, en todo momento debemos estudiar muy bien el modo en que vamos a presentar todas estas ideas, ya que la coherencia es esencial y por ello invertiremos todo el tiempo que necesitemos en realizar un buen resumen de ideas.

Las infografías tienen muchas utilidades, pero una de ellas y la que se va a adaptar a la mayor parte de nuestros lectores, es la posibilidad de realizar exposiciones ya sea de nuestros trabajos en el Instituto o Universidad e incluso en nuestro trabajo remunerado, de manera que proyectamos las infografías mientras vamos explicando paso a paso todo el proceso que pretendemos plasmar a través de ellas.

Pero las infografías no sólo nos van a ayudar a hacer más asequibles los temas que explicamos a los asistentes, sino que también nos son de utilidad a modo de chuleta, permitiéndonos recordar fácilmente a lo largo de la exposición todos y cada uno de los detalles y elementos que deben formar parte de nuestra charla.

Las mejores herramientas gratuitas para infografías

Seguramente en muchas ocasiones habréis visto algunas infografías muy bonitas pero que nos da la sensación de que pueden llegar a ser bastante complicadas a la hora de diseñarlas. Lo cierto es que una infografía no es tan sencilla como puede aparentar su resultado, ya que requiere de horas de preparación y de una buena organización de todo el contenido que queremos transmitir, pero la parte positiva es que existen herramientas gratis para infografías con las que podremos realizar nuestros diseños de forma gratuita y, sobre todo, sin la necesidad de tener conocimientos avanzados en relación con este tema.

En esencia, estos programas se adaptan a todas nuestras necesidades, pero por supuesto debemos saber elegir bien una combinación de herramientas que nos permitan crear todos y cada uno de los elementos que vamos a necesitar para nuestra infografía.

Esquema infografía

Por ejemplo, a la hora de crear una infografía, deberemos contar con una buena herramienta como puede ser el caso de Visually, la cual nos va a facilitar todos los detalles necesarios a la vez que nos permitirá la implementación de cualquiera de ellos en nuestro trabajo. Pero no sólo vamos a necesitar esta herramienta, ya que, para lograr la máxima profesionalidad posible, también puede ser interesante hacer uso de otras alternativas que podremos ir combinando para lograr el efecto deseado.

Grupo de palabras en infografía

Por ejemplo, si lo que buscamos es crear grupos de palabras de la forma más creativa posible, Wordle puede ser una alternativa muy interesante que además nos permite realizar nuestras creaciones con asombrosa facilidad. Por supuesto se trata de una aplicación gratuita que podremos utilizar con libertad, pero en cualquier caso, si vamos a sacar mucho partido de ella, puede ser recomendable realizar una pequeña donación con la que ayudaremos a los desarrolladores a seguir adelante con el proyecto y a ofrecer muchas más funcionalidades.

Gráficos en infografía

Y por supuesto también es posible que queramos crear gráficos circulares, un recurso muy socorrido para algunas presentaciones en general para las infografías. En este sentido os podemos recordar Hohli, que no es ni más ni menos que una herramienta muy sencilla con la que vamos a poder crear estos gráficos sin tener que disponer de conocimientos avanzados.

Un elemento esencial dentro de las infografías son precisamente los iconos que vamos a utilizar, los cuales son representaciones gráficas imprescindibles que nos van a ayudar a dar a entender el proceso que queremos explicar a través de nuestro trabajo y nuestra proyección.

Evidentemente, realizar uno a uno todos estos dibujos puede suponer un proceso muy largo y costoso, además de que también exige unos conocimientos previos si queremos obtener un resultado decente, pero no os preocupéis en este sentido tampoco, ya que también existen algunas herramientas ideales con las que vamos a tener acceso a un montón de iconos de forma completamente gratuita, y que se adaptan a prácticamente cualquier tema sobre el cual estemos indagando.

Infografía e iconos

En este sentido existe una importante libertad, ya que son cientos y cientos las páginas que nos ofrecen este contenido, pero en cualquier caso os vamos a facilitar algunas de las que consideramos pueden tener una mayor relevancia o un mayor interés en función de la calidad de sus iconos y por supuesto también de la variedad. Una de ellas es por ejemplo IconArchive, la cual dispone de cientos de miles de iconos repartidos en diversas categorías, pero también puede ser interesante echar un vistazo a Iconspedia, una pequeña enciclopedia de iconos con una amplia clasificación y por supuesto un fantástico contenido accesible para todo aquel que esté interesado.

No olvides estos consejos para infografías

Con las herramientas indicadas en el apartado anterior, nuestra creatividad y por supuesto buscando todos los recursos que vayamos precisando, contaremos con los ingredientes necesarios para confeccionar nuestras infografías desde cero y con un resultado profesional aún sin tener excesivos conocimientos.

Eso sí, es prioritario en cualquier caso que prestemos mucha atención al modo en que vamos a desarrollar la infografía. Dependiendo del tema que vayamos a tratar siempre será recomendable adaptar los colores, las figuras geométricas y en general todo el contenido a dicho tema, intentando hacer que la propia infografía sea lo más accesible posible para el lector.

No olvidemos que una infografía tiene como objetivo resumir un determinado proceso de una forma visual y sencilla, lo que significa que en todo momento vamos a evitar añadir información extra innecesaria. Está claro que dicha información puede ser importante, pero no será lugar la infografía para su colocación, sino que deberemos aportar esta información de forma externa la infografía, ya sea a través de documentos adicionales o incluso de forma oral.

En esencia, con la infografía tenemos que centrarnos en crear un resumen que sea fácilmente entendible y sobre todo permita recordar muchos conceptos en apenas unos segundos, y en ese sentido vamos a poder utilizar no sólo imágenes sino también palabras, pero siempre intentaremos que estas palabras o frases cortas sean muy específicas y ayuden a evocar la idea o el concepto de una forma general en la mente de todos los asistentes.

Para poder crear nuestra infografía vamos a seguir los pasos que indicamos a continuación.

Elige un tema para la infografía

Evidentemente el primer paso es imprescindible, y es que no vamos a poder crear una infografía si no tenemos un tema sobre el que hablar o resumir. Por ello vamos a empezar analizando qué tipo de información queremos reflejar en la infografía, y para ello vamos a crear un tema específico sobre el que nos ceñiremos a lo largo de todo el proceso.

Los temas pueden ser muy diversos, ya que podemos desde explicar cualquier tipo de concepto hasta mostrar los servicios de una determinada empresa, podemos crear tutoriales o incluso manuales de uso de dispositivos, podemos aportar datos estadísticos, explicar el funcionamiento de las nuevas tecnologías, podemos resumir temas o conceptos importantes, etcétera.

Hazte con toda la información que necesites

Una vez que sepamos de lo que queremos hablar, lo siguiente que vamos a hacer es buscar información relacionada con dicho tema. Esta información se puede dividir en dos partes que son las siguientes:

  • Información externa: sería la información que obtendríamos a través de cualquier tipo de medio, ya sea desde Internet hasta enciclopedias, bibliotecas, prensa, etcétera.
  • Información propia: también hay que prestar mucha atención a la información propia, es decir, la información que procede de nuestra experiencia o de nuestros conocimientos.

Eso sí, en todo momento debemos contrastar todos estos conceptos con el objetivo de alcanzar la máxima objetividad posible.

Una vez que tengamos disponible toda la información, lo siguiente que vamos a hacer es filtrarla, es decir, vamos a quedarnos con lo que verdaderamente sea relevante y llame la atención de nuestro público objetivo, reflejando desde aspectos relevantes a por supuesto todos aquellos que formen parte de la base necesaria para transmitir la idea.

Todo el resto de información la podemos dejar fuera del trabajo, ya que tan sólo sirve para aumentar el volumen y, por tanto, dificultar el aprendizaje y la comprensión del asunto que estemos tratando.

Opta por un diseño de infografía adecuado

Por otra parte, también es esencial elegir un diseño adecuado para la infografía, es decir, tenemos que averiguar si queremos realizar una infografía descriptiva añadiendo más información, si preferimos que sea un tipo de infografía secuencial, más similar a las diapositivas, si es una infografía cuyo objetivo es analizar los resultados en función de las decisiones, si queremos optar por una infografía jerárquica, si queremos que sea interactiva, etcétera.

Es decir, debemos hacernos una idea de lo que queremos obtener como resultado para comenzar trabajando enfocados en la dirección adecuada.

Comienza creando un borrador de la infografía

Antes de empezar a realizar la infografía es imprescindible crear un borrador. El mismo lo podemos realizar directamente en nuestro ordenador o, mucho mejor, de forma manual, de manera que no sólo iremos averiguando si realmente la línea que vamos siguiendo es la adecuada, sino que también nos va a ayudar a analizar y organizar todas las ideas y elementos de una forma más adecuada.

Borrador de infografía

Los borradores los podemos hacer a mano alzada sin preocuparnos demasiado por el diseño, pero también hay recursos interesantes que pueden sernos de mucha utilidad sobre todo a la hora de organizar bien toda la información. En ese sentido podemos analizar todos los elementos que queremos introducir y crear pequeños recortes con ellos, de manera que en una mesa los iremos disponiendo y organizando hasta dar con el orden y organización que realmente nos interesa.

Este aspecto es muy personal, ya que depende de cada uno, de su forma de trabajar y de sus propias capacidades.

Empieza a crear el diseño de la infografía

Una vez que tengamos clara la idea, lo siguiente que haremos será comenzar a diseñar la infografía, para lo cual podemos hacer uso de las herramientas que comentábamos anteriormente en este mismo artículo, pero también deberemos prestar atención al diseño general como el ancho que vamos a utilizar (en este caso se recomienda utilizar 600 px, ya que es el ancho habitual de las entradas en la mayor parte de blogs), elegiremos también la combinación de colores y aquellos detalles importantes relacionados con el conjunto.

Analiza todos los elementos que vas a utilizar entre infografía

Este apartado en cierto modo formaría parte del anterior, ya que igualmente nos estamos centrando en el diseño de la infografía, pero en este caso vamos a buscar los elementos que queremos utilizar en la misma. Estos elementos serían básicamente los detalles gráficos que sustituirían a los recortes que utilizábamos en el boceto, es decir, vamos a buscar los iconos que vamos a necesitar y en general todos los recursos que serán los que formen la parte principal de la infografía.

Combina el diseño de la infografía y los elementos

Y, para terminar, lo único que nos queda por hacer es combinar el diseño de la infografía con todos los elementos que hayamos obtenido, respetando la organización por la que optamos durante el boceto y obteniendo un resultado verdaderamente profesional.

No olvidéis que, aunque una infografía aparentemente es algo muy sencillo de realizar, conseguir un buen resultado va a requerir que dediquemos el tiempo suficiente, razón por la cual no podemos dejarlo todo para el último momento, sino que siempre iremos anotando todas las ideas que se nos ocurran y haremos uso del tiempo que sea necesario para conseguir que nuestro trabajo muestre claramente el tipo de profesional que somos o vamos a ser en el futuro, es decir, personas que se esfuerzan por obtener un buen resultado, lo cual nos dará muchos puntos y por supuesto también nos abrirá muchas puertas en el futuro.

Más de: Productividad, Tutoriales

Dejar un comentario