Cómo limpiar la pantalla del portátil con productos caseros

En el mercado podemos encontrar multitud de productos de todo tipo para la limpieza de nuestros dispositivos, pero lo cierto es que a menudo tenemos sustitutos mucho más económicos que nos van a ofrecer un resultado igual o incluso superior. En esta ocasión nos vamos a centrar en cómo limpiar la pantalla del portátil con productos caseros, creando nuestra propia mezcla y disfrutando de una mayor higiene sin tener que realizar desembolsos excesivos.

Cómo limpiar la pantalla del portátil con productos caseros

Preparar la mezcla para limpiar la pantalla del portátil con productos caseros

Bien, evidentemente vamos a tener que preparar nuestra propia mezcla, y para ello vamos a necesitar tan sólo alcohol (del que tenemos en el botiquín) y agua.

Lo que haremos será una mezcla a partes iguales de ambos, es decir, si echamos 250 ml de agua, mezclaremos con 250 ml de alcohol y removemos un poco.

Con tan sólo esto ya tenemos preparada nuestra famosa mezcla casera de limpieza, y por supuesto vamos a necesitar un trapo para realizar el proceso de forma adecuada. En estos casos siempre es más aconsejable utilizar paños de microfibra especialmente diseñados para evitar estropear los monitores, pantallas, etc., ya que los tradicionales trapos son más proclives a rallar las superficies.

Cómo llevar a cabo el proceso de limpieza

Como lo tenemos todo preparado, lo que vamos a hacer ahora es comenzar con la limpieza, en ese sentido siempre recomendamos que cubráis el teclado de vuestro equipo para evitar salpicaduras que pudiesen llegar a afectar de alguna manera.

También es recomendable que sopléis un poco para hacer desaparecer los restos de polvo más superficiales y, sobre todo, algún pequeño desperdicio de mayor tamaño que pueda haber sobre la superficie. La razón de esto es que muchas veces, las pequeñas ralladuras que se producen durante la limpieza, precisamente proceden de estos restos que se quedan enganchados en el trapo mientras realizamos la limpieza y acabamos frotando a lo largo de toda la pantalla.

Hecho esto cogemos nuestro paño y lo humedecemos en la mezcla, para a continuación limpiar la pantalla pero siempre realizando movimientos circulares en sentido negativo, es decir, en el mismo sentido de las agujas del reloj.

Paño microfibra para limpiar el monitor

Os recomendamos que al realizar la limpieza no apretéis demasiado, sino que hagáis pasadas suaves con una ligera presión que ayude a eliminar las manchas más resistentes pero sin excedernos. En el caso de que haya alguna mancha que sea más resistente y no salga tan fácilmente, lo que podemos hacer es añadir de nuevo un poco más el producto al trapo y aplicar una gota sobre dicha mancha para que se mantenga con la humedad de la mezcla durante un par de minutos.

De nuevo procedemos a realizar la limpieza de la superficie como hicimos antes y normalmente veremos que sale sin dificultad, y en caso de que siga persistiendo, repetimos el proceso tantas veces como sea necesario. Básicamente nuestro objetivo va a ser el de quitar hasta las manchas más difíciles pero sin rascar y sin excedernos en la presión en ningún momento.

Otro consejo es que no debéis humedecer el trapo más de la cuenta, ya que de lo contrario podemos acabar mojando en exceso la pantalla y hacer que este líquido acabe filtrando y alcanzando elementos que pueda estropear.

Siguiendo estos pasos y con un poco de paciencia y delicadeza veréis que la pantalla del portátil queda como nueva.

 

Más de: Tutoriales,

Dejar un comentario