Consejos para elegir un ventilador para ordenador

Si os estáis planteando, ahora que llega el verano, cambiar los ventiladores de vuestro PC y así mejorar la refrigeración, a continuación vamos a pensar algunas de las particularidades más importantes que debemos tener en cuenta para elegir el que mejor se adapte a nuestro equipo.

Consejos para elegir un ventilador para ordenador

Empieza teniendo en cuenta el tamaño

Es esencial que en primer lugar tengamos en cuenta que existen distintos tamaños de ventiladores para ordenador, los cuales se adaptan mejor o peor a determinadas torres o inclusive a configuraciones concretas que queramos utilizar.

Sin embargo, lo más habitual es encontrar medidas de entre 120 mm y 140 mm, pero es esencial que tomemos medidas antes de calentarnos la cabeza con motores y otras configuraciones ya que podremos encontrar ventiladores que van desde 80 mm y hasta de 230 mm.

El tipo de ventilador más habitual

Por norma general, en nuestro caso vamos a optar por los ventiladores axiales, ya que son los que más frecuentemente se utilizan en los equipos a día de hoy.

También existen ventiladores radiales, pero finalmente han ido quedando relegados para las tarjetas gráficas, a la vez que con los axiales a día de ayer tenemos muy buenos resultados por un precio mucho más económico.

Número y dimensiones de las aspas

Por otra parte, habréis observado que unos ventiladores tienen aspas muy pequeñas y en mayor cantidad y otros aspas de mayores dimensiones y en menor número.

Consejos para elegir un ventilador para ordenador b

Cuanto más pequeñas y numerosas sean disfrutaremos de un mayor caudal de aire, y cuanto más grandes y gruesas, lo que aumentaremos será la presión estática con lo que mejora la circulación del aire entre las aspas.

Generalmente la mejor opción será aspas gruesas y menos numerosas.

Elegir un rodamiento adecuado

También debemos tener en cuenta el rodamiento utilizado, y en este sentido vamos a encontrar tres posibilidades.

Por una parte tenemos el rodamiento de casquillo que se trataría del rodamiento más barato y de mayor sencillez estructural. Al estar rodeado de aceite se trata de un ventilador muy silencioso aunque con el paso del tiempo irá perdiendo este lubricante, por lo que a su vez irá perdiendo efectividad además de que su ruido aumentará considerablemente. No obstante es importante tener en cuenta que también podemos renovar la lubricación cuando veamos que comienza a hacer ruido.

Este tipo de rodamiento está pensado para funcionar en vertical, por lo que, si estamos pensando instalarlo de forma horizontal, estaremos perdiendo las pocas ventajas que ofrece frente a otros tipos de rodamiento.

También tenemos el rodamiento de bolas el cual sería el que nos ofrece una mayor fiabilidad. Funciona con un margen de temperatura mucho más amplio a la vez que resiste mucho mejor la suciedad, prometiendo una vida útil de hasta 80.000 horas y ofreciendo la posibilidad de utilizarlo tanto vertical como horizontal.

Y para terminar tenemos los ventiladores con rodamiento de fluido el cual es mucho más complejo y ofrece un esquema similar al que encontraríamos en el caso del rodamiento de casquillo, aunque evidentemente con mayor durabilidad (con aproximadamente unas 150.000 horas) pero por un precio bastante más alto.

Más de: Hardware, Noticias

Dejar un comentario