Contraseñas con emojis: más seguras y fáciles de recordar

Las contraseñas siempre han sido un tema de debate en el mundo de internet. Con la rápida expansión del mundo cibernético las contraseñas se quedan aún más obsoletas si cabe y se vuelven ineficaces para proteger nuestros archivos o cuentas. Debido a la potencia de los nuevos equipos se pueden descifrar aún más rápido las contraseñas, por lo que una gran cantidad de servicios nos solicitan que introduzcamos una contraseña de, al menos, una longitud de seis caracteres combinando números, letras y símbolos si es posible. Esto ayuda a que sea más difícil descifrar la clave, pero siguen tratándose de un número de combinaciones “corto”.

Publicidad

Contraseñas con emojis

Han sido varios los intentos de hacer uso de algo más que números, letras y símbolos para crear contraseñas, aunque la mayoría han optado por ‘matarlas’ haciendo uso de patrones o sensores de huellas o iris como hacen los teléfonos. No obstante la propuesta de Intelligent Environments es bastante interesante y no pasa por destruir las contraseñas.

Publicidad

Desde la compañía han creado la primer contraseña en emojis. Los emoticonos se convierten ahora en nuestra contraseña y con algunas ventajas muy interesantes.

Son más fáciles de recordar. Debido a que nuestro cerebro recibe mejor las imágenes que el texto, los emojis son más fáciles de recordar. Además pueden asociarse con estados de ánimo y en momentos concretos, por lo que se trata de una contraseña muy visual que no será difícil de recordar.

Son más seguras. Tomemos como ejemplo los pines de los teléfonos (que es concretamente donde se ha aplicado la contraseña con emojis). Un código PIN alberga algo más de 7.000 combinaciones distintas posibles. Los emojis son capaces de ofrecernos unas 3,5 millones de combinaciones distintas. Con tal cantidad de combinaciones será muy difícil descifrar la contraseña a base de algoritmos matemáticos como los que se usan en el software para obtener claves.

Te podría interesar  Problema de seguridad en la aplicación de Gmail para Android

Claro que, como todo, tiene sus contras. Las contraseñas con emojis pueden volverse todo un problema para ser utilizadas en dispositivos que utilizamos a diario. Con la gran cantidad de emoticonos disponibles el buscar los cuatro emojis de nuestro PIN para desbloquear nuestro móvil puede convertirse en una auténtica odisea, y si a eso le sumamos que podemos desbloquear nuestro teléfono de unas 40 a 50 veces al día (en usuarios normales) podemos tener por seguro que es una solución a medias.

 

Contraseñas con emojis: más seguras y fáciles de recordar
Vota este artículo

Artículos relacionados: