Controla tu actividad con Fitbit Charge

A día de hoy existen muchos sistemas para poder controlar nuestra actividad, pero en esta ocasión vamos a presentar Fitbit Charge, una nueva pulsera desarrollada por Fitbit que además se ofrece en distintos colores para personalizar al máximo la experiencia del usuario.

Publicidad

Fitbit Charge

Para qué sirve Fitbit Charge

Fitbit Charge es una pulsera muy sencilla y con un aspecto bastante actual con la que podremos averiguar distintos aspectos de nuestra vida diaria, ya sea durante la práctica de ejercicio físico, a lo largo de un día normal y corriente o incluso durante nuestro sueño.

Publicidad

Entre algunas de las principales mediciones que llevar a cabo Fitbit Charge podemos destacar un fantástico contador de pasos así como un medidor de distancia recorrida, plantas subidas, tiempo transcurrido durante el cálculo de la actividad, calorías consumidas y un largo etcétera.

En esencia, está pulsera está destinada para prácticamente cualquier persona que quiera llevar un control de su vida y mejorar día tras día, pero también es muy recomendada para aquellos que necesitan perder peso o en general mejorar su salud, ya que no sólo nos permitirá llevar un control de nuestro ejercicio físico sino que además también llega más allá, puesto que a su vez lo podemos utilizar como un importante estímulo a la hora de realizar cada vez más ejercicio físico.

La conectividad de Fitbit Charge

Nuestra pulsera se podrá conectar a nuestro Smartphone de forma muy sencilla través de la conexión inalámbrica Bluetooth, por lo que en apenas unos segundos habremos conseguido realizar todo el proceso de conexión.

Fitbit Charge b

Por otra parte, además de ofrecer los elementos que mencionábamos en el punto anterior, Fitbit Charge también nos dará la posibilidad de programar alarmas, recibir notificaciones, etcétera.

Según el fabricante, esta pulsera tiene una autonomía de hasta siete días, aunque para ser francos, este aspecto dependerá mucho de nosotros, ya que aunque hemos conseguido varios días sin tener que recargar (más de cinco), cuando realizamos las pruebas utilizando a menudo la pantalla y programando muchas alertas, avisos mediante vibración, recepción de notificaciones más o menos frecuente, etcétera, está durabilidad disminuye bastante. En este sentido, la pulsera no requiere demasiada atención, pero como ocurre con cualquier otro dispositivo, dependiendo del modo de uso tendremos una autonomía distinta.

No obstante, la recarga se lleva a cabo en menos de una hora, por lo que incluso en el peor de los casos podremos volver a utilizar nuestra pulsera transcurridos tan sólo unos cuantos minutos, disminuyendo así el tiempo de desconexión y por tanto descontrol de nuestra actividad física.

Otras utilidades de la pulsera Fitbit Charge

La verdad es que en general hemos acabado muy contentos con el funcionamiento de esta pulsera, y es que nos ofrece un control bastante amplio de nuestro dispositivo a la vez que realiza unas mediciones bastante acertadas.

Por otra parte también tendremos la posibilidad de compartir nuestros datos a través de Facebook, aunque eso ya dependerá de cada uno de nosotros.

Finalmente, esta pulsera tiene un precio de 129,95 € si realizamos la compra a través de la página oficial de Fitbit, y podrá ser utilizada con dispositivos que monten sistema operativo Android, Windows Phone o iOS.

Controla tu actividad con Fitbit Charge
Vota este artículo

Artículos relacionados: