Dell se hace con EMC: la mayor compra de la historia tecnológica

A lo largo de este 2015 hemos visto muchas compras, algunas por compañías completas, otras por simplemente una porción de ellas, pero la adquisición que más se recordará es la que se ha llevado a cabo hoy.

Dell

The Wall Street Journal informaba hace unos días -y Bloomberg se haría eco horas antes del acuerdo- que Dell podría fusionarse con EMC. En su momento se desconocía si esa fusión sería total o parcial, pero el comunicado oficial nos ha sacado de toda duda.

Dell, la compañía que desarrolla los PC, entre otras cosas, ha realizado la transacción más importante entre empresas de tecnología. La firma estadounidense se ha hecho con EMC, una compañía que provee soluciones de almacenamiento, por la friolera de 67.000 millones de dólares (59.300 millones de euros) en la que es hasta la fecha la transacción más grande de la historia de las compañías del sector.

Dell da un paso al lado con los ordenadores

Desde que Michael Dell volvió a liderar la compañía sus intenciones han sido siempre muy claras: devolver la firma al ámbito privado y centrar su actividad en ofrecer servicios informáticos a empresas.

EMC Where informatioin lives

De esta forma la compañía se está alejando poco a poco del mercado del PC, que poco a poco parece ir perdiendo fuerza y esa tendencia a la baja no ha variado en los últimos meses -ni siquiera con la llegada de productos como el nuevo Windows 10- frente al claro crecimiento de las tecnologías móviles.

La compañía ha pagado 33,15 dólares por acción, un precio un 27% más alto que el que se pagaba en bolsa en el momento en el que empezaron a dislumbrarse detalles de la transacción.

Si bien la compañía ha ido perdiendo valor en los últimos años, quizás la razón de pagar dicha suma esté ligada con que EMC tiene una participación del 81% en VMware, la firma que se dedica a ofrecer soluciones virtuales -conocida principalmente por su software de máquinas virtuales- que tiene un valor en bolsa de 33.000 millones de dólares.

Más de: Economía y Empresas

Dejar un comentario