Descubre el robot marítimo que combate el contrabando

En la actualidad, el problema del contrabando entre países que poseen zonas costeras se ha convertido en un problema más grave de lo que puede parecer, ya que es imposible de controlar. Sin embargo, la tecnología también puede cumplir su papel para tratar de solucionar este problema que afecta a todo el mundo, gracias a un nuevo invento que nos llega de mano del MIT, un robot submarino que posee una gran capacidad para camuflarse, por lo que es prácticamente imposible de detectar.

Publicidad

Este robot ha sido especialmente diseñado para llevar a cabo su función, pues gracias a su pequeño tamaño es capaz de moverse entre las aguas portuarias escaneando detenidamente los cascos de los barcos en busca de posibles compartimentos secretos, donde habitualmente se esconde la mayor parte del contrabando.

Mit-robot-contrabando-2

Publicidad

Los creadores de este robot son Sampriti Bhattacharyya y Harry Asada, quienes ya han hablado acerca del que será el precio oficial de salida al mercado de este dispositivo: aproximadamente unos 600 dólares,  un coste muy ajustado que lo convierte en toda una opción factible para ser adoptada por las autoridades para tratar de frenar el contrabando.

En estas imágenes podemos ver como es el diseño de la idea inicial, aunque en la actualidad se está trabajando en un segundo prototipo que mejora algunos de los defectos que presentaba el anterior, e incluso incluye algunas importantes mejoras como la posibilidad de recargar su batería de manera completamente inalámbrica.

Es cuestión de tiempo que el robot submarino anti contrabando marítimo comience a utilizarse en los puertos para combatir este problema que nos ha acompañado a lo largo de tantos y tantos años.

Una idea que nos muestra que la tecnología bien aplicada puede ayudar a hacer nuestra vida más fácil y más segura, un perfecto ejemplo de como a través de las buenas ideas podemos ayudar a hacer del mundo un lugar mejor.

 

Descubre el robot marítimo que combate el contrabando
Vota este artículo

Artículos relacionados: