Saltar al contenido

Descubre la ciudad creada para que el coche autónomo falle

A lo largo de los últimos meses se ha hablado del coche autónomo, un vehículo sin conductor por el cual Google ha apostado fuerte y a pesar de los problemas que se ha encontrado a la hora de legalizarlo, ha conseguido obtener permisos para salir a las calles y así probarlo en ambiente real.

tasty-tech-june-1-floating-city-670

Este vehículo está pensado especialmente para el servicio de Google Street View aunque sus posibilidades a ofrecer pueden ir mucho más allá a medida que se vaya tratando y se haga evolucionar. De hecho, Audi y Mercedes entre otros fabricantes, han mostrado gran interés en involucrarse en este tipo de tecnología para sus vehículos convencionales, hablando de un futuro no muy lejano.

Actualmente, Google ya está en la fase de pruebas con sus vehículos autónomos en las calles de Michigan, Estados Unidos, pero se quiere ir más allá para poner realmente a prueba dichos coches.

Una ciudad ficticia con las peores condiciones

Está bien que un coche autónomo de Google o cualquier otra empresa pueda circular correctamente en una situación ordenada dentro de poblado, respetando las normas de circulación, preferencias, etc. pero lo cierto es que pueden surgir adeversidades y dichos vehículos deben estar dotados para evitar cualquier tipo de situación peligrosa.

Es por esta razón que en Michigan se está construyendo una nueva ciudad totalmente artificial dónde se agruparán todas las peores situaciones que podemos imaginarnos. Se irá la luz y los semáforos de volverán locos, habrá vehículos que no respetarán los órdenes de preferencia, y peatones que cruzarán la calzada detrás de coches estacionados, etc. todo de mentira pero para comprobar realmente hasta qué punto los coches autónomos evitar en todo momento una situación de peligro.

Esta prueba tan exigente puede hacer que los más excépticos en este tipo de coches realmente termine convenciéndose de su tecnología y seguridad, mientras que también podría poner en evidencia los productos de Google o cualquier otra empresa que apueste por los coches sin conductor.

El objetivo es mejorar el producto

Obviamente no se ha hecho con la intención de hacer fallar los productos de Google, sino de provocar situaciones controvertidas para que sea el propio vehículo que se ocupe de evitar todos los peligro y garantizar la máxima seguridad en todo momento.

En el caso de que falle por algún motivo, la empresa tiene la oportunidad de centrarse en sus puntos débiles, porque realmente se trata de una de las pruebas más efectivas. El hecho de que no se trate de una ciudad convencional dónde el orden puede desaparecer en todo momento, hace que resulte una iniciativa muy apropiada para este tipo de desarrollos.

Actualmente la ciudad o zona residencial se está construyendo y en poco tiempo ya se podrá acceder a ella con los coches autoónomos para ponerlos a prueba de forma definitiva. Veremos si los desgüaces se llenan de coches de Google o sin embargo, consiguen superar cualquier obstáculo y complicación que aparezca.

¿Crees que Google puede salirse con la suya, o se estrellarán los coches autónomos frente las adversidades?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *