Detenido en Gijón uno de los usuarios más activos compartiendo películas

Publicidad

A pesar de que en la actualidad podemos seguir viendo películas y series de televisión a través de Internet en España (bueno es decir que gracias en su mayor parte a los portales extranjeros que hay circulando por la nube) lo cierto es que esta práctica no es legal y sobre todo, si nos ponemos a pensar en el conjunto de leyes que se dejaron ver hace unos meses, entenderemos mucho mejor a qué nos estamos refiriendo. Sea legal o no la práctica existen aún individuos que desafían a la justicia para proporcionar al usuario enlaces de alta calidad y con bastante contenido.

Una de las noticias más impactantes de la semana en este cibermundo es que uno de los considerados “usuarios más activos” de Internet compartiendo películas ha sido detenido en Gijón después de una exhaustiva búsqueda que ha durando mucho tiempo y con la que a este individuo se le ha dado caza. Sobre la identidad del usuario no se ha dicho nada más que la edad (44 años tiene) y que era muy conocido en Internet por los españoles gracias a la cantidad de material que proporcionaba.

Detinen-en-Gijon-a-un-user-por-compartir-peliculas

¿Por qué han detenido a este usuario que compartía películas?

Para los que estamos al día de las leyes legales en Internet, sabemos de sobra que se han estado haciendo muchas reformas entre las que se coincide con que compartir películas y además recibir una aportación económica por visualización o descarga, es algo que es completamente ilegal. Internet está lleno de espacios en los que podemos ver cine online “pirata” pero estos en la mayoría de las ocasiones pertenecen a servidores que están alojados en otros países.

Publicidad

Del usuario en cuestión se ha sabido que, como hemos dicho, tiene 44 años de edad y contaba con una buena cantidad de material que disponía para diferentes portales. Por otro lado, se ha hecho muy complejo el encontrarle a razón de que usaba diferentes identificaciones y borraba todos sus rastros con el fin de que no le “pillasen” y hasta ahora lo había conseguido pero por el momento, ya no podrá hacerlo más.

La razón por la que ha sido detenido es el hecho de las aportaciones económicas que recibía el implicado por cada una de las descargas que practicaban los usuarios que le seguían. En el registro domiciliario que se hizo al hombre se encontró documentación que acreditaba los ingresos que había estado teniendo durante todo este tiempo y se ha registrado una cantidad de 7.000€ que provenía tan solo de uno de los servidores que tenía conectados.

Por el momento no sabemos cual será la cantidad que tenga que pagar por esta infracción o si la justicia lo sentenciará a algunos años de cárcel pero lo que sí conocemos es que el registro se ha llevado a cuentas por los agentes del Grupo de Antipiratería de la Brigada Central de Seguridad Informática de la Policía Nacional. ¡Seguiremos informando con cualquier otro apunte que acordemos!

Publicidad

Artículos relacionados

Deja un comentario