Dispositivos de almacenamiento

Publicidad

En un mundo digital en el que la información lo es todo se necesita de un lugar en el que poder almacenar todos los datos que se quieran. Para ese cometido se han creado muchos dispositivos de almacenamiento distintos.

Dispositivos de almacenamiento

Mientras la tecnología ha ido avanzando nos hemos encontrado con la evolución de los dispositivos de almacenamiento. Aunque su tecnología ha ido mejorando nos encontramos prácticamente con los mismos dispositivos desde hace muchos años. Dispositivos de almacenamiento seguros, que permiten almacenar información de forma cómoda y sencilla, para poder acceder a ella cuando se quiera, y prácticamente en cualquier situación.

¿Quieres conocer los distintos tipos de unidades de almacenamiento disponibles? Repasemos los dispositivos en los que podemos guardar nuestra data a día de hoy, ya sea desde un ordenador, un teléfono móvil u otro dispositivo digital.

Publicidad

Disco duro

Imagen de un disco duro HDD

Sin duda la unidad de almacenamiento más conocida en los ordenadores personales. Son esa pieza de hardware en un PC en la que se guarda toda la información, ya sean archivos creados, programas o el mismo sistema operativo. Prácticamente toda la información que hay en un ordenador está almacenada en el disco duro.

Existen distintos tipos de estos dispositivos de almacenamiento, los dos más conocidos son el HDD, el disco duro tradicional, y el SSD, un tipo de disco duro que se popularizó hace pocos años gracias a que sus precios han decendido. Este último cuenta con mayores velocidades de lectura/escritura, lo que lo está llevando a convertirse en el nuevo estándar de almacenamiento en PC.

Disco duro mecánico (HDD): Se trata del disco duro tradicional. Los discos mecánicos han sido durante mucho tiempo los referentes en cuanto a almacenamiento en ordenadores. Estos discos cuentan con un sistema magnético que hace girar el disco y le permite grabar toda la información en él. Esta información no se elimina incluso cuando no hay corriente. Gracias a ello se puede almacenar cualquier archivo o dato.

Disco duro de estado sólido (SSD): La nueva tecnología que se puede disfrutar a nivel de consumo desde hace ya unos cuantos años, y que cada vez es más accesible. Tienen una gran diferencia con respecto a los discos tradicionales. No hacen uso del magnetismo ni de discos metálicos en los que se guarda la información. En lugar de eso utiliza chips de memoria en los que se almacena la ‘data’. Gracias a este sistema no sólo nos encontramos con discos en un formato convencional sino que también se pueden ver SSD en forma de placas PCI, M2 e incluso soldados a las placas madre de algunos portátiles.

Memoria USB

Memoria USB - pendrive

Ningún dispositivo de almacenamiento ofrece tanta facilidad para mover información y poder hacer uso de ella en cualquier sitio como una memoria USB. Mientras la tecnología evolucionaba también lo hicieron los pendrive. Pasamos de encontrar memorias de 2, 4 u 8 GB de almacenamiento a ser capaces de ver memorias de hasta 1 TB, e incluso superiores.

El pendrive ofrece la posibilidad de almacenar cualquier tipo de información, con la facilidad de poder transferirla desde o a cualquier equipo a través de un puerto USB. Todo lo que hay que hacer es conectar el dispositivo en el equipo en cuestión y acceder a los archivos, o moverlos si es necesario.

Usar un USB no está limitado a ordenadores, también se pueden conectar a móviles o tablets haciendo uso de adaptadores en el caso de que no se cuente con un puerto USB tradicional.

Tarjeta de memoria

tarjetas de memoria SD

Hubo un tiempo en el que fueron realmente populares. Las tarjetas de memoria no han pasado de moda, y es que muchos dispositivos necesitan de ellas para almacenar la información. Sin embargo, desde que los móviles cuentan con gran capacidad de almacenamiento y han eliminado sus puertos para tarjetas externas se ha visto como han vuelto a su estado de ‘imprescindibles sólo para algunos’.

Las tarjetas de memoria son unas pequeñas tarjetas que hacen uso del almacenamiento flash para guardar toda la información. Éste permite grabar rápidamente cualquier data en la tarjeta para poder acceder a ella cuando se necesite.

Si bien los móviles cada vez las utilizan menos, muchos dispositivos basan su almacenamiento en tarjetas de memoria. Las cámaras digitales, por ejemplo, guardan todas las fotos y vídeos en tarjetas de memoria.

Conocemos de sobra las tarjetas microSD, sin embargo existen muchos tipos distintos de tarjetas de memoria. A continuación listamos los más extendidos y que aún están siendo utilizados por distintos dispositivos del mercado.

Tarjeta MicroSD: El formato más pequeño de la tarjeta SD, y uno de los más populares. Se pueden encontrar tarjetas que van desde los 2 GB de almacenamiento hasta los 512 GB de capacidad.

Tarjeta MiniSD: Un punto intermedio entre el tamaño SD y el microSD. Actualmente es un formato prácticamente en desuso que ha sido relevado por las tarjetas microSD.

Tarjeta SD: Secure Digital, ese es el significado de las siglas ‘SD’ que identifican la tarjeta. Un dispositivo de almacenamiento popular mundialmente, en formato de tarjeta, que se puede utilizar en multitud de dispositivos, como cámaras, móviles, ordenadores y consolas, en sus distintas variaciones de tamaños.

Tarjeta SDHC: Una versión mejorada de las tarjetas anteriormente mencionadas. La tarjeta SD 2.0. Secure Digital High Capacity es un nuevo estándar de la tarjeta de memoria SD que permite disfrutar de mayor capacidad de almacenamiento. Las tarjetas con más capacidad hacen uso de esta tecnología y se puede ver grabado sobre ellas las letras SDHC.

Tarjeta SDXC: La última y más potente de las tarjetas SD. Secure Digital Extended Capacity. Estas tarjetas cuentan con una capacidad máxima de 2 tebibytes (algo más de 2 terabytes de capacidad). Se trata de la misma capacidad máxima que las tarjetas SDHC, aunque las de ‘alta capacidad’ están limitadas a 32 GB.

Tarjeta Compact Flash: Creadas para almacenar específicamente fotografía y vídeo, las tarjetas compact flash cuentan con grandes prestaciones a nivel de velocidad de transferencia y escritura, además de ser especialmente resistentes. Sin embargo estas tarjetas ‘compactas’ son de las más grandes del mercado.

Esperamos que os haya gustado este artículo. Anteriormente ya escribimos sobre las distintas partes de una computadora y en el futuro iremos hablando de estas partes por separado.

Publicidad

Deja un comentario