El golpe de Uber a los taxistas

Uber es una herramienta sobre la que estuvimos hablando en este artículo, aunque en esta ocasión nos vamos a centrar más en la polémica que ha supuesto la aparición de la misma, la cual enfrenta gobiernos, usuarios y taxistas que intentan defender sus derechos.

Publicidad

El golpe de Uber a los taxistas

La polémica utilización de Uber

Y es que Uber se ha convertido en uno de los mayores problemas para los taxistas, los cuales se ven obligados a competir con un sistema desleal que permite mejores precios aunque con el inconveniente de no tratarse de verdaderos profesionales.

Publicidad

Pero teniendo en cuenta la crisis y el hecho de que los usuarios suelen siempre preferir los precios bajos independientemente de que sea justo o no para los demás, los taxistas tradicionales que se ven obligados a pagar su licencia y mantener una legalidad en cuanto a sus ingresos y obligaciones, mientras que los conductores de Uber optan por disminuir los precios al no tener las mismas responsabilidades ni gastos que los primeros.

El descenso del uso del taxi

Pero lo peor de todo es que esta situación está poniendo en franco riesgo el mantenimiento de los tradicionales taxis, ya que un informe revelado recientemente ha demostrado que Uber es el responsable de una caída del 65 % en el uso de los taxis tradicionales en el caso de San Francisco.

Un porcentaje demasiado alto y que hace a muchos taxistas plantearse colgar las llaves, quedando el transporte a merced de personas no profesionales y con los que pueden surgir serios problemas a la hora de obtener un buen servicio.

La estrategia de Uber

Y lo más curioso del tema es que Uber no dispone de vehículo propio, sino que prácticamente cualquiera puede utilizar el suyo propio para ganar dinero a través de este sistema, dejando de lado algunos aspectos legales como la obligatoriedad de obtener una licencia y dedicar el vehículo al transporte público o cotizar como hace cualquier otro trabajador, pagando una Seguridad Social y un IRPF.

Por ello, la empresa no se moja en este sentido, sino que su único cometido es mantener en pie la aplicación y poner la mano para cobrar a los usuarios, mientras que ofrece precios entre un 10 y un 20 % más económicos que los taxistas.

Esto hace que los conductores cobren cantidades que en ocasiones rozan el ridículo, pero al no haber exigencias y al tratarse de dinero fácil, está claro que siempre habrá interesados en este tipo de sistema.

La apertura de expediente sancionador a Uber en Madrid

Por ello, muchos gobiernos están comenzando a actuar contra estas irregularidades, y como ejemplo tomamos Madrid, ciudad en la que se ha abierto un expediente sancionador a la plataforma a través de un proceso administrativo. La razón se debe a que Uber no ha presentado la licencia administrativa que legitime su actividad.

En el transcurso de los acontecimientos, un conductor de Uber fue también expedientado durante una inspección, y en estos momentos está a la espera de conocer la cuantía de la sanción que oscilaría entre los 5700 € y los 17000 €.

Por su parte, Madrid reconoce que tan sólo existe una forma para que estos conductores legalicen su situación, que es cumpliendo con la legalidad vigente al igual que se ven obligados los taxistas.

El golpe de Uber a los taxistas
Vota este artículo

Artículos relacionados: