El nuevo uso para las cabinas telefónicas de Londres

Todos nuestros lectores habrán visto en alguna ocasión, ya sea en persona o en imágenes, las populares y muy características cabinas que pueblan las calles de Londres. Pero como los tiempos cambian, y aquí sólo se mantiene el que sabe adaptarse, los responsables se han hecho cargo del asunto y las han convertido en fantásticos centros de recarga para dispositivos portátiles.

Publicidad

El nuevo uso para las cabinas telefónicas de Londres

Renovarse o morir

Las cabinas de teléfono eran muy habituales hace años, pero desde la entrada masiva de los teléfonos móviles y su considerable bajada de precio experimentada a partir de la década de los 90, sin duda han ido desapareciendo de forma paulatina hasta el punto en que hoy en día resulta bastante complicado encontrar una tras andar kilómetros.

Publicidad

Y es que en cierto modo era lógico que pasase, ya que todos podemos tener un teléfono en el bolsillo incluso por precios inferiores a los 20 €, lo que hace que, salvo muy rara vez, necesiten ser utilizadas.

Por otra parte, también cuentan con un mantenimiento, el cual obliga a la empresa a amortizar si quiere seguir manteniendo estos cubículos por las aceras, algo que evidentemente ya no es viable.

Sin embargo, en el mundo sigue habiendo románticos, y muy especialmente cuando observamos una de estas cabinas, quizás las más populares y estéticas de todo el mundo, las cuales se resisten a desaparecer porque, ¿quién imagina pasear por Londres y no encontrarlas por ningún sitio? La ciudad perdería una parte muy importante de su encanto.

Por esa razón, la búsqueda de soluciones ha dado lugar a una nueva idea que es la de reutilizar estas cabinas para la recarga gratuita de los dispositivos.

Concurso y victoria de Harold Craston y Kirsty Kenny

Pero os estaréis preguntando, ¿de dónde ha salido la idea? Pues muy sencillo. El Ayuntamiento de Londres decidió crear un concurso para que todos los participantes aportasen ideas de a qué uso se podían destinar estas cabinas de teléfonos, y fueron Craston y Kenny los que consiguieron hacerse con el primer premio.

Pero no todo es tan sencillo como parece, ya que hablamos de recargar la batería de nuestro dispositivo de forma gratuita, por lo que, ¿quién corre con los gastos?

La idea es la de crear puestos de recarga autosuficiente para Smartphone y Tablet mediante la utilización de la energía solar. Para ello, estas SolarBox que pasarían a denominarse, cuentan con paneles solares en su parte superior que cargarían las baterías mediante la absorción de la radiación.

En su interior encontramos distintas conexiones que buscan la máxima polivalencia para que todos y cada uno de los ciudadanos puedan cargar sus dispositivos independientemente del tipo que sean.

No obstante, esto sigue requiriendo un mantenimiento, ya que será un sistema que podrá utilizar todo el mundo sin pagar nada en absoluto, y para poder satisfacer los gastos, la forma de ingreso se llevará a cabo mediante publicidad.

Eso sí, debemos olvidarnos de realizar las descargas por la noche, ya que los incívicos se han empeñado en convertir estas preciosas cabinas londinenses en urinarios públicos y por ello permanecerán cerradas.

Sin duda una solución económica y ecológica que no estaría de más que se exportarse a nuestro país.

El nuevo uso para las cabinas telefónicas de Londres
Vota este artículo

Artículos relacionados: