El Samsung Galaxy S7 tendrá resistencia al agua

Si bien es cierto que la mayoría de los rumores actuales coinciden en que el aspecto exterior del Samsung Galaxy S7 será muy semejante al del equipo que viene a suceder, el Galaxy S6, eso no significa que compartan las mismas carcaterísticas. Y como buena prueba de ello, nos encontramos con las filtraciones de último momento, que sostienen que el Galaxy S7, a presentarse probablemente el próximo 21 de febrero, durante el Mobile World Congress de Barcelona, llegará con tecnología de resistencia al agua, algo que tenía el Galaxy S5, pero no curiosamente la línea intermedia entre ambos.

Galaxy S7 resistencia agua

Samsung hace caso a los usuarios con el Galaxy S7

Lo cierto es que como podemos observar, Samsung parece haberse tomado bastante en serio las opiniones vertidas por los usuarios en foros y redes sociales al momento de haber lanzado el Galaxy S6. Por eso mismo podemos encontrarnos con que el Galaxy S7 tendrá un diseño semejante, como consecuencia de las muy buenas críticas recibidas al respecto, y al mismo tiempo, se incorporan algunas cuestiones que no estaban presentes en la generación anterior, como esta resistencia -limitada- al agua.

De acuerdo a los últimos rumores entonces, solo dos versiones del Galaxy S7 serán presentadas durante este evento a llevarse a cabo en Barcelona a fines de febrero -aunque no se descartan que luego aparezcan una o dos más-. Estaríamos en presencia entonces del dispositivo insignia, el Galaxy S7 “a secas”, con pantalla de 5,1 pulgadas, y luego, un Galaxy S7 de 5,5 pulgadas de pantalla, pero además con estilo Edge, ya que el panel se prolongará, y no solo hacia uno de los lados, sino a ambos.

Más allá de eso, se espera que ambos tengan algunos elementos en común, como por ejemplo que las pantallas de ambos se servirán de la tecnología Super AMOLED, además de que dispondrán de una resolución de 1440×2560 píxeles. Incluso, se habla de un sistema de “pantalla siempre encendida”, que permitiría a los usuarios ver todo el tiempo las notificaciones y la información básica con pequeños iconos sobre fondo negro, lo que a final de cuentas nos hará ahorrar en batería.

Por otro lado, y como decíamos antes, tanto el Galaxy S7 tradicional como el Galaxy S7 Edge que se espera que sea presentado en febrero, contarán con la certificación IP67, que les hace resistentes al agua y al polvo. Incluso, otra buena noticia para los usuarios es que el Galaxy S7 verá el regreso de una función que mucho habían pedido: la ranura para tarjetas microSD que permite ampliar su capacidad de almacenamiento interno.

Finalmente, en Europa se espera que el Galaxy S7 será comercializado con el procesador Exynos 8890 antes que con el Snapdragon 820 de Qualcomm, y que llegue acompañado con una memoria RAM de 4 GB, y como mínimo, 32 GB de capacidad de almacenamiento interno, todo esto en ambos casos. En tanto, sus baterías serán de 3000 mAh para el Galaxy S7 y de 3600 mAh para el Galaxy S7 Edge.

¿Qué es lo que más te gusta de estas nuevas características del Galaxy S7?

 

Más de: Móviles, ,

Dejar un comentario