El Watch y los tatuajes no se llevan bien, y Apple lo sabe

El Apple Watch fue el reloj inteligente más esperado en su momento. Conociendo el cómo trabaja Apple sabíamos que harían un buen dispositivo. No obstante, y como sucede con todos los dispositivos, ya han comenzado a reportarse los primeros problemas con el smartwatch de la compañía.

Apple Watch tatuaje

Algunos usuarios comenzaron a quejarse de que el reloj de la manzana mordida les daba algunos problemas con algunos tatuajes. Y Apple ya está al tanto del problema, sabe qué lo produce y ha dado “una solución”.

¿Cuál es la causa del problema?

El pulsómetro del reloj hace uso de dos sensores distintos. Nos encontramos con un sensor de infrarrojos el cual se encarga de controlar nuestras pulsaciones cada diez minutos, aunque el sensor es propicio a falla -el que esté suelto es suficiente para que sus mediciones sean erróneas-, el otro se basa en dos fotodiodos. Estos fotodiodos miden la forma en la que la piel absorbe la luz verde que emiten los LEDs de dicho color. ¿Qué tiene que ver esto? La sangre tiene ese color característico por la forma en la que absorbe la luz verde. Basándose en la tasa de absorción del color verde de la piel realiza la medición.

Watch-sensor

El color natural de la piel no afecta en las mediciones no obstante la tinta bajo la piel puede interferir en el funcionamiento del pulsómetro. Esa es la razón por la cual los tatuajes no se llevan bien con el Apple Watch, aunque no todos los tatuajes se llevan igual de mal. Dependiendo de la oscuridad del tatuaje la interferencia será mayor o menor.

Apple publicó un comunicado en el que explicaba esto:

Los cambios temporales o permanentes sobre la piel, como algunos tatuajes, pueden afectar a la precisión del sensor cardíaco. El tipo de tinta, de dibujo o la saturación del mismo pueden dificultar la obtención de un pulso exacto.

La solución al problema

La intensidad del tatuaje es muy importante en la medición. Sin embargo si lo que buscamos son mediciones precisas lo mejor será buscar un lugar en nuestro brazo que no esté tatuado.

Para “solucionar” el problema del Watch con los tatuajes tendremos que acudir a una Apple Store y probarnos el reloj para ver si nuestros tatuajes interfieren con el sensor. En caso afirmativo no podremos hacer nada más que probarnos el reloj en la otra muñeca.

Lo cierto es que Apple no ha dado una gran solución al problema. Aunque poco pueden hacer debido a que el problema viene por el lado del hardware y no del software, algo que podría solucionar actualizando el sistema. Veremos cómo se las arreglan para solucionar este problema, en el caso de ser posible, aunque ya sabemos que cambiarán algo en el próximo modelo del dispositivo.

Más de: Hardware, ,

Dejar un comentario