Elige el SAI más adecuado para cada caso

Cuando compramos un PC, lo primero que pensamos es la importancia de cuidarlo al máximo para que nos dure todo el tiempo posible. Por ello hoy os vamos a hablar de los SAI, un artículo de seguridad para PC con el que vais a poder disfrutar de una protección extra frente a los cambios de intensidad e incluso los cortes eléctricos. Pero antes de nada vamos a explicaros un poco mejor de qué se trata este tipo de aparatos a la vez que analizaremos los distintos modelos que tenemos a nuestra disposición.

Elige el SAI más adecuado para cada caso b

Qué es y para qué sirve un SAI

Un SAI es un dispositivo que actúa frente a la irregularidad en el fluido eléctrico, pudiendo incluso mantener nuestros equipos encendidos cuando se corta por completo el suministro.

En este sentido no sólo vamos a evitar que nuestro ordenador se apague violentamente, sino que también haremos frente a una amenaza silenciosa que todos nuestros equipos están sufriendo sin que nos demos cuenta que es la subida y caídas de tensión, algo que va afectando muy seriamente a todos y cada uno de los componentes de nuestro equipo así como a nuestros electrodomésticos y cualquier otro aparato que se encuentre conectado a la red eléctrica.

Básicamente, gracias al SAI vamos a tener a nuestra disposición un sistema de protección muy utilizado en empresas y en lugares donde existen servidores y contenido muy valioso, con lo cual no sólo se consigue evitar disgustos como perder el trabajo que se ha estado realizando, sino que además también conseguiremos alargar la vida útil de todos y cada uno de nuestros dispositivos.

En definitiva, el SAI protege frente al corte de suministro, a la subidas y bajadas de tensión, al denominado ruido eléctrico y a los picos de tensión o bajadas puntuales debidas a la irregularidad del voltaje.

Tipos de SAI

Básicamente vamos a encontrar tres tipos de SAI que son el SAI offline, el SAI interactivo y el SAI online.

En el caso del SAI offline hablamos de un dispositivo muy rudimentario que no protege frente a los cambios de tensión, por lo que sólo tendremos un escudo de defensa frente al corte del suministro eléctrico.

Elige el SAI más adecuado para cada caso

En el caso del SAI interactivo hablamos de un aparato económico pero que funciona de un modo bastante aceptable. Básicamente cubre casi todos los problemas aunque también tiene algunas pequeñas carencias.

En el caso del SAI online ya hablamos de un equipo perfectamente diseñado para protegernos frente a cualquier amenaza.

Elegir la potencia adecuada

Además del tipo de SAI también es importante que elijamos una potencia adecuada que cubra las necesidades de todos los dispositivos que vamos a conectar.

En este sentido siempre se recomienda sumar los voltajes y a continuación añadir aproximadamente un 20%.

Por ejemplo, si vamos a conectar dispositivos que consumen hasta un máximo de 1000 W, lo ideal sería adquirir un SAI que esté capacitado para funcionar sin problemas con entre 1150 W y 1200 W.

Más de: Hardware

Dejar un comentario