Flike, la moto voladora

Publicidad

Cuando vemos películas futuristas o de ciencia ficción es habitual encontrar vehículos curiosos y sorprendentes, y entre ellos las motos voladoras suelen tener una importante representación. Sin embargo, Flike se encarga de traer al mundo real esta tecnología, y es que por fin podemos conocer una sorprendente moto voladora que aunque por el momento encuentra bastantes límites, está claro que en un futuro cercano van a dar mucho de qué hablar.

Flike

Los cambios en el mundo del transporte

En los últimos años estamos observando un importante y constante cambio en el mundo del transporte, y es que mes tras mes conocemos nuevos vehículos como pueden ser los coches eléctricos que revolucionan por completo el concepto que hemos tenido hasta ahora.

Sin embargo, en este caso pasamos de las cuatro ruedas a las… cero ruedas, y es que con esta moto voladora ya no va a ser necesario el asfalto para poder desplazarnos de un modo cómodo y sobre todo muy curioso.

Publicidad

La estructura de la Flike

Para poder mantener el vuelo, la Flike nos llega con seis motores colocados de dos en dos en tres posiciones siendo dos delanteras y una trasera. Estos motores se alimentan a través de unas baterías de polímero de litio ya que se trata de motores eléctricos, lo que abarata considerablemente los costes del transporte.

Para modificar la velocidad, despegar y por supuesto girar tendremos la posibilidad de administrar la velocidad a la que funciona cada rotor. Aunque esto parezca algo complicado, en realidad ofrece distintos sistemas como la estabilización para facilitar su control.

A su vez también cuenta con distintos sistemas de seguridad de forma que en el caso de que alguno de los motores fallase el resto compensaría la estabilidad, con lo cual se evitan los principales accidentes que se puedan producir durante el vuelo.

La autonomía de Flike

Ahora pasamos a la autonomía, otro aspecto importante de este tipo de aparatos. Por el momento podremos disfrutar según los desarrolladores de hasta 20 minutos en el caso de que optemos por vuelo estacionario, pero si cambiamos a vuelo de crucero podríamos llegar a alcanzar hasta 40 minutos de autonomía.

Flike b

Evidentemente todavía hablamos de unas cifras algo pequeñas que además nos limitarían en nuestros desplazamientos, pero no debemos olvidar que se trata de un prototipo, y hasta la fecha se van realizando las pruebas pertinentes para controlar no sólo la comodidad sino también la seguridad.

Por ejemplo, una de las pruebas llevadas a cabo ha permitido volar durante minuto y medio con un peso de 210 kg, y aunque todavía quedan nuevas pruebas pendientes y mejoras en las cualidades y capacidades, lo que sí está claro es que parece ser que la intención es comenzar con su comercialización a lo largo del año 2016.

A continuación os dejamos unos videos con los que esperamos podáis conocer un poco más de cerca esta moto voladora bautizada como Flike que ha sido desarrollada por un equipo de investigación en Hungría conocido como Bay Zoltan Nonprofit Ltd.

Publicidad

Artículos relacionados

Deja un comentario