Furi, el nuevo juego inspirado en los clásicos japoneses

Furi es el nombre de este interesante juego japonés plagado de acción con los tradicionales enemigos finales que ya conocemos de otros juegos del pasado, y es que el desarrollador ha intentado dar un toque perfecto para los amantes de las viejas aventuras, y lo notaremos desde el principio, ya que está muy inspirado en los clásicos japoneses.

Furi

Furi, una vuelta al pasado del juego japonés

Estamos ante un interesante juego japonés desarrollado por The Game Bakers y englobado dentro del género de acción. Con menos de un mes en el mercado, ya ha conseguido atraer a una gran cantidad de seguidores, que no dudan en considerarlo uno de los mejores juegos de este año del género, apto para todos y con mucha diversión por ofrecer.

Nuestro objetivo será el de forjarnos como auténticos héroes, para lo cual tendremos que ir avanzando en la historia que se nos pone por delante, y sobre todo deberemos estar preparados para hacer frente a los jefes más resistentes que podamos imaginar, y es que no en vano nos puede suponer al menos 10 minutos de juego el superar a cada uno, un tiempo nada desdeñable y que nos obligará a adoptar una buena estrategia si no queremos tener que volver a repetir.

Lo mejor y lo peor de Furi

Quizás el aspecto que menos nos ha gustado de Furi es el hecho de que se trata de un juego que se basa simple y llanamente en vencer a los jefes enemigos, lo cual lo hace quizás demasiado lineal, además de que puede acabar siendo demasiado frustrante si nos encontramos con un jefe resistente al que no le cogemos la medida.

Cada vez que seamos derrotados, tendremos que volver a enfrentarnos desde el principio, y teniendo en cuenta la duración de los enfrentamientos, eso de que alguno nos derrote siempre al final, se puede convertir en la fobia que nos haga separarnos del juego.

Este es el aspecto que quizás lo convierte en un juego innovador, y para muchos jugadores será atractivo, pero ya sabéis, todo esto depende ya de cada uno.

Otros aspectos interesantes son los gráficos y el sonido, con un toque envolvente y que nos ayuda a integrarnos mejor en la aventura. Su jugabilidad está bastante conseguida, aunque hay algunos detalles mejorables.

Lo peor quizás sería la monotonía, y el hecho de que el contenido entre una y otra batalla es fundamentalmente de relleno, sin mucho interés.

Furi b

Eso sí, la mecánica del combate ha sido bien trabajada, además de que guarda muchas sorpresas y curiosidades que iremos descubriendo conforme avancemos.

En esencia, se trata de un juego divertido, ideal para los amantes de los clásicos japoneses, pero sobre todo para aquellos que tengan una gran capacidad para evitar la frustración en el caso de que alguno de los jefes a los que tenemos que derrotar se nos acaben atrancando.

Eso sí, lo mejor que podemos hacer es comenzar con un nivel de dificultad bajo, de manera que nos vayamos adaptando al juego y lo vayamos dominando de un modo más sencillo y menos perturbador.

Más de: Noticias, Videojuegos

Dejar un comentario