Gmail: ¿cómo crear direcciones falsas que sí funcionan?

Cuando de servicios de correo electrónico se trata, ya sabemos perfectamente que el de Google, Gmail, es el más utilizado de todo el mundo, varios escalones por encima de la competencia que pueda tener. En efecto, nos encontramos también con que muchos pesados familiares, compañeros y demás, querrán tener acceso a nuestra cuenta para enviarnos contenidos o mensajes, y no se las querremos dar.

Gmail 2

¿Puedo darles una cuenta de Gmail falsa?

Afortunadamente, existe un más que interesante truco que nos permite enviar una dirección de correo electrónico de Gmail falsa a esa persona insoportable, con la enorme ventaja que significa que él o ella nunca lo sabrá. ¿Cómo es posible esto? Gracias al sistema de Gmail que nos permite enviar direcciones de correo electrónico falsas, sí, pero que se diferencian de otras en cuanto a que son completamente funcionales.

El funcionamiento de este truco tiene que ver en principio con el concepto de Gmail por el cual cuando reservamos una dirección de correo electrónico, se guardan también las semejantes sin diferencia de mayúsculas o puntos. Para que quede claro, si nuestro correo original de Gmail fuera FUTBOLenESPAÑA@gmail.com, también tendríamos reservado futbolenespaña@gmail.com, y nadie más podría usarlo.

Aunque también se trata de un sistema sumamente útil para cuando queremos comprar cosas en tiendas online sin que los demás se estén enterando o poner en riesgo nuestros contenidos más preciados, en este caso queremos detenernos en lo que es la utilización de estas cuentas alternativas a razón de evitar que las personas más molestas de nuestro entorno terminen volviéndonos locos.

Incluso, hay que decir que siguiendo con el ejemplo que habíamos mencionado con anterioridad, también puedes reservar algún nombre semejante al tuyo pero con el “+” en medio, por caso futbol+de+españa@gmail.com. La gran ventaja es que todos estos correos electrónicos semejantes pueden manejarse desde la cuenta del original, aunque por supuesto son independientes entre ellos.

De igual modo, si somos de tener varias cuentas en redes sociales como por ejemplo Facebook, Twitter o Instagram, algunas personales y otras profesionales por caso, también conseguiremos darlas de alta desde una misma cuenta central. Incluso, utilizando el servicio RSS que forma parte de Gmail, podremos establecer una especie de lector de noticias, y con los filtros de Gmail, la molestia será la mínima.

 

Como habrás podido observar, mantener alejadas a las personas molestas cuando utilizamos un servicio de correo electrónico como Gmail es bastante sencillo, y todo lo que debemos hacer es pasarles uno semejante al real nuestro. Así, veremos sus correos por fuera de nuestra cuenta principal, y nadie sospechará porque las direcciones son realmente iguales cuando las buscamos rápidamente.

Más de: Productividad

Dejar un comentario