Google confunde a dos afroamericanos con gorilas

Publicidad

Muchas veces los algoritmos pueden jugar malas pasadas, y esto es lo que ha ocurrido al joven de 21 años Jacky Alcine, un programador de Brooklyn que para su sorpresa se encontraba echando un vistazo a las carpetas de Google Fotos cuando de repente se percata de que tanto él como una amiga habían sido etiquetados como gorilas en una foto.

Las mejores alternativas a subtitulos.es

Una anécdota curiosa

La verdad es que por suerte todo ha quedado en una anécdota, y dentro de lo que cabe parece ser que el joven sea tomado con cierto humor la situación. No en vano es programador, y evidentemente ha entendido que los algoritmos pueden jugar malas pasadas en situaciones como esta.

El caso es que nos imaginamos su sorpresa al ver que entre su colección de fotos había una carpeta denominada “Gorillas”, y está claro que al no haber almacenado fotografía similares llamó su atención, para posteriormente darse cuenta de que en la foto aparecían una amiga y él.

Publicidad

Lo cierto es que este tipo de algoritmos ya ha dado más de un susto, aunque por norma general no trasciende debido a que no implica ningún tipo de problema y se puede tomar como un insulto, pero en este caso sí que es cierto que el chico se podría haber ofendido bastante más, aunque por suerte parece ser que el humor ha prevalecido y ha quedado en una curiosidad.

Google responde consternado

Tras realizar la comprobación, el joven decidió añadir un comentario en Twitter incluyendo una copia de la imagen, lo cual lógicamente armó un importante revuelo.

Sin embargo, un empleado de Google pudo ver la captura y el comentario con lo que procedió a contestar rápidamente y procedió a solucionar el inconveniente. El nombre de dicho trabajador es Yonatan Zunger, y desde el primer momento se mostró consternado pidiendo disculpas por la situación, a la vez que también se responsabilizó del asunto personalmente.

Desde luego, este tipo de sucesos parece que siempre llegan en los peores momentos, y es que no debemos olvidar que en los últimos meses ha sido noticia los enfrentamientos en Estados Unidos debido al aumento de la tensión racial.

Por su parte Google ha afirmado que va a tomar todas las medidas necesarias para evitar que una situación del estilo vuelva a suceder. Por el momento reconocen que han solventado algunos problemas relacionados, pero todavía queda pendiente depurar más el algoritmo, ya que las excesivas sombras en la cara o incluso el hecho de que nos pongamos las manos sobre ella puede llegar a etiquetarnos como gorilas del mismo modo que ha ocurrido a estos chicos.

Dentro de la desgracia todo ha quedado en una anécdota, pero por supuesto podría haber sido algo mucho peor.

Publicidad

Artículos relacionados

Deja un comentario