Google Glass 2. ¿Un modelo más sencillo y con más futuro?

Muchos recordaréis el primer intento de Google por desarrollar las Google Glass, un proyecto que no termino todo lo bien que nos hubiese gustado, pero por supuesto estaba claro que iban a cumplir su promesa de sacar al mercado un modelo mejor adaptado y con las características más pulidas. Ahí entra Google Glass 2, unas gafas más sencillas y también esperamos que con más futuro.

Publicidad

Google Glass 2

El cambio de diseño de las Google Glass 2

Las primeras Google Glass pecaban fundamentalmente por su diseño, y es que no se trataba precisamente de unas gafas que pudiésemos llevar por la calle sin llamar la atención. Su apariencia futurista las delataba al instante, lo cual había traído también una popularidad negativa después de que algunas autoridades o incluso locales privados y públicos prohibiesen en su utilización por vulnerar diversos derechos a la intimidad o a la seguridad.

Publicidad

Esta situación estaba dando una muy mala imagen de las Google Glass, y sin duda ha sido uno de los detonantes por los que Google ha decidido echar para atrás el desarrollo y empezar con más fuerza, algo que quiere demostrar gracias a las Google Glass 2.

No obstante cabe destacar que el nuevo diseño tampoco es que pase excesivamente desapercibido, pero al menos no lleva ese mamotreto que presentaba el anterior, lo que demuestra un refinamiento necesario y perseguido por el fabricante y los usuarios.

Por el momento tanto las patillas como el resto de la estructura sigue en siendo excesivamente gruesos, lo cual hace que llame más la atención y sobre todo también consideramos que existen muchas posibilidades de que resulte bastante incómodo llevarlas.

Nuevas funciones para las Google Glass 2

Sin embargo, la buena noticia nos llega a modo de funciones, y es que las Google Glass 2 prometen tener muchas más opciones que el primer modelo.

Una vez conseguida una buena imagen y una buena cámara, evidentemente el siguiente paso natural era comenzar a perfeccionar el resto del hardware y sobre todo analizar cuáles son las necesidades de sus potenciales clientes.

No obstante está claro que Google no ha querido poner las cartas sobre la mesa todavía, y es por ello que tendremos que esperar a su presentación definitiva. Por el momento tan sólo conocemos la imagen que podéis observar en este artículo, aunque por supuesto esperamos que mejoren aspectos negativos como el grosor que comentábamos anteriormente, mejorando la comodidad y la usabilidad.

Desde luego parece que Google ha querido volver a enseñar músculo, y esperamos que no quede todo en mera palabrería y vuelva de nuevo el proyecto a convertirse en un fiasco como ocurrió con las primeras Google Glass.

En ese sentido todavía quedan muchas palabras, y es que no debemos olvidar que las Google Glass también tienen su lado oscuro, ya que no podemos saber las intenciones y usos de la persona que las lleva puestas.

Google Glass 2. ¿Un modelo más sencillo y con más futuro?
Vota este artículo

Artículos relacionados: