iPhone 6s y la prueba que faltaba, ¡la del quemado!

Para muchos, el iPhone 6s es el mejor smartphone que se puede comprar hoy en día, y si a eso le sumamos que Apple siempre ha mantenido ese aura de compañía vanguardista y exclusiva, todo el tiempo vemos gente con dinero que le sobra exponiendo sus equipos a distintas pruebas, que la del agua, que la de la caída a gran altura, y ahora, que la del quemado, sometiendo a uno de estos dispositivos a la aceleración constante de una motocicleta encima suyo, un video imperdible para los curiosos de la tecnología.

¿Se quema la pantalla del iPhone 6s?

Como decíamos, si bien está claro que la resistencia de los smartphones de Apple no hace más que mejorar conforme pasa el tiempo, está más que claro que en este caso ha sido sometido el mismo a una prueba mucho más dificultosa, una que consiste en colocarle en un hueco de su tamaño en el piso, y ponerle una moto encima para que no deje de acelerar, produciendo calor constante encima de la pantalla, ¿con qué consecuencias?

En el video que podemos ver formando parte del artículo y que fue subido a YouTube por los expertos de TechRax, podemos observar cómo se somete a un iPhone 6s a una de las pruebas más exigentes de la historia. Y aunque su panel frontal queda completamente destrozado, consumido por el calor que genera la goma de la moto moviéndose a una enorme velocidad encima suyo, no todo está perdido.

No conformes con analizar lo que ha sucedido con la pantalla principal del iPhone 6s sometido a esta increíble prueba que nos hace pensar en cómo alguien puede rifarse así más de 700 euros, debemos decir que es curioso observar cómo el terminal sigue funcionando de la misma forma incluso cuando la mitad de su pantalla está totalmente consumida, y eso no hace más que hablar bien de Apple y su producto estrella.

De hecho, podemos ver tranquilamente cómo el iPhone 6s en cuestión -por el que es imposible no sentir algo de pena- sigue funcionando y respondiendo a todos los comandos que se le indican, por supuesto en la mitad de la pantalla que no fue quemada, pues la otra ha sido consumida literalmente, y ya no responderá a menos de que sea reemplaza por un repuesto nuevo completo, claro.

Ahora bien, quedará por verse entonces si los mismos curiosos expertos realizan pruebas semejantes con otros dispositivos, o si en cambio, solo nos quedamos con lo que hemos visto del iPhone 6s sometido a este desafío. En cualquier caso, parece bastante poco probable que los iPhone, incluso por muchas de las generaciones que serán presentadas en los próximos años, sea capaz de superar una prueba tan difícil como ésta, a menos que se recubra su pantalla con algún material resistente a temperaturas por supuesto anormales.

Más de: Ciencia, Noticias

Dejar un comentario