La App Store de China ha sucumbido ante el malware

Si hay algo en lo que se caracteriza iOS, aunque a algunos pueda parecerle algo injustificado, es en que se trata de un sistema operativo con duras directivas en todos los aspectos. Especialmente en cuanto a las aplicaciones se refiere.

Apple siempre ha sido muy duro con los requisitos que las aplicaciones tienen que seguir para poder acceder a la App Store y poder ponerse así a disposición de todos los usuarios, ya sean de iPhone, iPod o iPad. Estos requisitos no están ahí por nada, su principal objetivo es evitar que posible código malicioso entre en los dispositivos de sus usuarios. Lo cierto es que lo han hecho muy bien. Hasta ahora.

La App Store de China parece haber sucumbido al malware. La culpa de todo lo tiene una versión de Xcode modificada que se encarga de colocar software malicioso en las apps desarrolladas con dicho kit de programación. XcodeGhost, nombre con el que se ha compartido el kit, se encuentra en servidores de terceros. Una vez que se ha utilizado para crear software éste queda automáticamente infectado. ¿Qué hace el malware? Lo cierto es que no afecta negativamente a nuestro dispositivo. Se encarga de recolectar información, como el UUID, el nombre del dispositivo, país, hora, lenguaje y un largo etcétera.

Parece ser que ha sido un caso aislado a la tienda de aplicaciones destinada al público chino, por lo que los usuarios que no utilicen esta App Store no deberían de estar preocupados.

El problema ha estado en que los desarrolladores han utilizado una herramienta que no provenía de los servidores oficiales de Apple, aunque la compañía también ha sido responsable al dejar que aplicaciones con código malicioso entrasen en su tienda oficial.

Esto quedará como una mancha en el limpio expediente de Apple en cuanto a la seguridad de su tienda de aplicaciones se refiere. Esperemos que no suceda nuevamente en un futuro, y siendo objetivo de hackers tendrán que seguir esforzándose para mantener el ritmo que llevaban hasta ahora.

Más de: Móviles

Dejar un comentario