La mujer con electrosensibilidad que se protege frente al WiFi

Algunas personas consideran que los ordenadores y sus conexiones así como las señales telefónicas les provocan malestar y molestias debido a la radiación, y en realidad no se trata de un bulo, sino que realmente existe un problema conocido como electrosensibilidad que no suele ser demasiado frecuente, pero al que le toca, no le queda otra que soportarlo. Hoy vamos a hablar de una de las personas que padecen este inconveniente, una mujer que se protege frente al WiFi utilizando todos los medios que están a su disposición.

Publicidad

La mujer que se protege frente al WiFi

El WiFi y los problemas de salud

La electrosensibilidad es un problema que hace que determinadas personas comiencen a sentirse mal en el momento en que se encuentran cerca de una señal WiFi o de teléfono, provocando malestar general, y fundamentalmente fuertes jaquecas que, en el caso de nuestra protagonista, afirma que le impiden hasta coger el autobús, ya que a día de hoy es rara la persona que no lleva consigo un teléfono o un Smartphone.

Publicidad

Dependiendo de cada uno, estos problemas se presentan de distinta forma; hay gente que tan sólo tiene pequeños dolores de cabeza cuando está dentro del radio del WiFi, otras personas directamente se encuentran mal, como si hubiesen enfermado en un momento, e inclusive encontramos otras que no pueden ni tan siquiera estar cerca de un ordenador.

Esta situación hace que lo que debería ser una vida normal, desplazándonos al trabajo, saliendo a cenar o comer con los amigos, ir a una terraza a tomar un aperitivo, etc. se acabe convirtiendo en un auténtico, y nunca mejor dicho, dolor de cabeza.

La inversión para acabar con la radiación

Por ello y cansada de encontrarse mal en todo momento, Stephanie Rusell ha decidido hacer uso de sus ahorros para que, al menos, cuando se encuentre dentro de casa, no tener que sufrir estos trastornos tan molestos.

Para ello ha decidido invertir 4000 libras con el objetivo de proteger su casa frente a este tipo de señales. ¿Qué cómo lo ha hecho?, pues muy sencillo, ha decidido pintar las paredes de su casa con una pintura especial que protege de la radiación el interior.

Esta pintura se aplica tanto en las caras externas como en las internas del hogar, y su resultado es verdaderamente asombroso. Eso sí, a cambio es necesario pagar un precio que evidentemente no está al alcance de todos los bolsillos, pero si alguno de vosotros presenta el mismo problema, quizás le valga la pena la inversión a cambio de una mejor calidad de vida.

Además de la pintura en sí que evita que dicha radiación pase al interior de su hogar, también cuenta con un dispositivo a través del cual puede detectar las redes y sentirse más segura en cualquier situación.

El reconocimiento de la electrosensibilidad

Por el momento, la electrosensibilidad tan sólo ha sido reconocida en Canadá y en Suecia, aunque poco a poco se va extendiendo y se comienza a realizar pruebas para esquivar el problema.

No obstante, la electrosensibilidad afecta a determinadas personas, pero está demostrado que al resto, las radiaciones WiFi y de los teléfonos no influyen en absoluto a nuestra salud, por lo que podemos estar tranquilos.

La mujer con electrosensibilidad que se protege frente al WiFi
Vota este artículo

Artículos relacionados: