La primera impresión 3D de una silla de ruedas para perros

Las impresoras 3D han revolucionado por completo el concepto de impresión, ofreciendo la posibilidad de crear piezas de todo tipo y muy especialmente aquellas que ayudan a mejorar la calidad de vida o incluso a salvarla. En esta ocasión nos vamos a centrar en una nueva creación que no es otra sino una silla de ruedas para perros impresa con una impresora 3D, una forma fantástica no ya sólo de mejorar la calidad de vida de nuestros fieles compañeros, sino también de otorgarles una segunda oportunidad para ser felices y conseguir de nuevo una buena movilidad.

Publicidad

La primera impresión 3D de una silla de ruedas para perros

Las impresoras 3D que ayudan a nuestras mascotas

Al igual que ocurre con los seres humanos, una invalidez puede mermar mucho nuestra calidad de vida o incluso dificultar hasta tal punto la realización de determinadas tareas que nos lleva a perder en ocasiones la esperanza.

Publicidad

Máxime si hablamos de animales, y es que el mundo de la ortopedia y el de la medicina no están tan avanzados en el mundo animal como en el nuestro, por lo que mientras que resulta relativamente sencillo encontrar sistemas que nos permitan recuperar la movilidad de cualquier ser humano, en el caso de los perros supone no sólo algo muy difícil sino que además, lo poco que podemos encontrar suele ser bastante caro.

Pero está claro que uno de los objetivos de las impresoras 3D es el de avanzar y mejorar nuestro día a día, ofreciendo la posibilidad de acceder a todo aquello que de otra forma resultaría extremadamente caro e incluso imposible para la mayor parte de bolsillos.

Te podría interesar  Mattel crea ThingMaker, una impresora 3D para niños

La historia de Luisa

Esta noticia nos llega a modo de una feliz historia de una perrita perteneciente a una camada de cinco cachorros pero que nació con una característica que la diferenciaba de sus cuatro hermanos; había nacido sin sus dos patas delanteras.

Esta situación no es nada nueva, y generalmente supone una vida mucho más corta y poco funcional si no podemos hacer frente a la compra de una silla de ruedas para perros.

La primera impresión 3D de una silla de ruedas para perros b

Sin embargo, con este sistema no sólo vamos a poder tener una silla para perros impresa con una impresora 3D, sino que además su precio se reduce a apenas unos 130 € en materiales, información obtenida a partir del proyecto de Florian Rapp y de Karin Bufe, una estudiante que se encargó del diseño adaptándolo por completo a Luisa.

El resultado es el que podéis ver en las imágenes y el video, aunque cabe destacar que hasta la fecha se han fabricado dos modelos para Luisa; el primero era bastante más básico y tenía como objetivo adaptarse al animal durante su crecimiento. Sin embargo, este último ya es definitivo puesto que Luisa ya es una perrita adulta y, gracias a esta silla de ruedas, también muy feliz.

Sin duda alguna esta es una de las muestras de cómo la tecnología y la evolución pueden ayudar a los seres vivos a recuperar y disfrutar de una vida digna.

https://youtu.be/t0R0B5iKO8Y

La primera impresión 3D de una silla de ruedas para perros
Vota este artículo

Artículos relacionados: