La próxima consola de Microsoft dejará de lado los discos

Se esperaba mucho de la nueva generación de consolas pero lo cierto es que dejó mucho que desear. Tanto Sony como Microsoft cometieron muchos errores, aunque los de Redmond fueron quienes salieron peor parados con todos sus fallos. Y es que tuvieron muchos problemas de comunicación y de comprensión que hicieron que sus potenciales compradores creyesen cosas que no eran tal y como se habían mencionado.

Robbie Bach, el que fuese el máximo responsable de la división Xbox, ha admitido estos y muchos otros errores a la hora del lanzamiento de la Xbox One, así como también ha indicado que la compañía ha aprendido de sus errores para poder mejorar sus futuros productos.

Bach dejó la división de Xbox en 2010, a pesar de ello sus comentarios dejan en claro que algunas deciciones tomadas, como la supuesta conexión a internet 24 horas, el uso obligatorio de Kinect, los juegos de segunda mano y la confusión sobre el DRM, han hecho mucho daño a la consola. Bach cree firmemente que no se producirán estos fallos nuevamente y que la futura consola de Microsoft cambiará mucho, para bien, adoptando el modelo de descargas digitales y abandonando el formato físico.

Vuelve el debate

En su momento se planteó la posibilidad de eliminar el formato físico en la consola next-gen de Microsoft, sin embargo las duras críticas de los usuarios y la industria hicieron que se lo replanteasen y abandonasen, al menos por el momento, esa idea. Sin embargo todo apunta a que podrían intentarlo otra vez con la próxima consola, dejando de lado los DVDs o Blue-Rays para poder instalar los juegos que más nos gusten.

Microsoft Xbox One

¿Por qué ese ‘odio’ a lo digital? Hay muchas razones por las cuales los usuarios no aceptan este cambio. Quizás la principal la encontremos en que siempre es más bonito tener una colección de discos que poder disfrutar, aunque también mucho tiene que ver la conexión a internet -no todos disfrutan aún de la fibra óptica- y el no querer/poder descargar el juego cada vez que queramos reinstalarlo.

Muchos de los cambios que veremos en la próxima Xbox serán a causa del mal comienzo de One frente a la PlayStation 4 de Sony, que ha ganado terreno gracias a los fallos que han cometido en la división Xbox. Sin embargo la consola de Microsoft está ganando algo de terreno, y mucho han tenido que ver las últimas decisiones que han ido tomando, como la no necesidad de disponer de Kinect o la retrocompatibilidad con algunos juegos de Xbox 360.

Según Bach se trata de una carrera de larga distancia: “estas competiciones entre consolas duran 5, 6, 7, 8 años. Creo que la Xbox One ha dejado todo eso [las críticas] en el pasado. Están ganando cuota y volumen… lo increíble es que el mercado de las consolas es más grande de lo que lo ha sido anteriormente“.

Veremos la próxima consola de Microsoft consigue empezar con buen pie, aunque visto lo visto se enfrentará a muchas críticas por los cambios que pueda implementar en esta próxima Xbox.

Más de: Videojuegos

Dejar un comentario