Las águilas policía de Holanda, entrenadas para derribar drones

En los últimos meses hemos conocido algunos dispositivos muy interesantes para combatir y desactivar los drones que no cumplan con las leyes establecidas, y en ese sentido, la policía de muchos países se han puesto manos a la obra para hacer uso de sus propios recursos de forma que puedan controlar mejor el aire. A continuación vamos a hablar de la policía holandesa y de sus águilas entrenadas para derribar drones.

Las águilas policía de Holanda, entrenadas para derribar drones

El peligro y la regularización de los drones

No hay duda alguna de que los drones son una forma fantástica no sólo de disfrutar de nuestro tiempo de ocio sino también de transportar e informar en tiempo real de todo lo que acontece en una zona determinada.

Sin embargo, al igual que ocurre siempre en estos casos, el hecho de que no todo el mundo tenga la misma capacidad de deducción e incluso haya personas que tengan malos propósitos, hace que estos aparatos hayan comenzado a ser utilizados con aviesas intenciones.

Por esa razón ha habido la necesidad de establecer normativas y sistemas que eviten la utilización de este tipo de dispositivos en lugares donde pueden representar un riesgo o puedan obtener algún tipo de información reservada.

No obstante, lo que esta claro es que hablamos de un aparato que está volando, razón por la cual resulta mucho más difícil interceptarlo por lo que un delincuente podría perfectamente obtener lo que buscaba y desaparecer en apenas unos minutos.

Los nuevos sistemas anti drones

Pero de la misma manera que han evolucionado los drones, también muchos desarrolladores se han esforzado en crear nuevos sistemas a través de los cuales bloquear estos dispositivos.

En este sentido tenemos por ejemplo dispositivos que desactivan los drones en pleno vuelo o incluso otros drones policía con los que se intentará capturar los drones que infrinjan estas normas.

Pero en este aspecto cada país establece un sistema que se adapte mejor a sus necesidades y a su entorno, y en este caso hablamos de Holanda, país en el que la policía ha decidido entrenar águilas con el claro objetivo de derribar los drones que infrinjan la Ley.

Sin duda alguna se trata de un duro golpe para combatir el espionaje, y todo ello evitando riesgos innecesarios.

Las águilas policía de Holanda, entrenadas para derribar drones b

No debemos olvidar que la situación no es tan sencilla como disparar a un dron que esté en pleno vuelo, ya que en muchas ocasiones nos podemos encontrar sobrevolando por ejemplo ciudades con lo que el riesgo de que cayese sobre alguien sería muy alto.

Por esa razón, todos estos sistemas están orientados a capturar los aparatos sin que ninguna de sus piezas caiga a la tierra, algo que evidentemente supone un mayor reto.

La polémica de las lesiones en los animales

El objetivo de este sistema es utilizar el instinto de las águilas que se encargan de capturar al dron al que confunden con una presa debido al ruido. Automáticamente se llevará el aparato a un lugar retirado donde no haya otros animales o humanos, con lo que se evitará que el dispositivo siga sobrevolando la zona.

El problema se plantea en el reto que supone evitar las lesiones en las águilas, y es que estamos hablando de motores que giran a altas velocidades por lo que podría incluso llegar a amputar la pata de uno de estos animales.

Por eso se estudia la posibilidad de incorporar una armadura para garantizar la seguridad, algo que todavía está en el aire pero que sin duda podría suponer un antes y un después en los cielos de Holanda.

Más de: Noticias,

Dejar un comentario