Las pantallas autorreparables, un futuro no muy lejano

Más de uno de vosotros habrá sufrido el terrible disgusto de tener un pequeño accidente con su dispositivo y ver cómo la pantalla se cuartea incluso en cientos de trozos. Curiosamente estas cosas suelen ocurrir más a menudo cuando los acabamos de sacar recientemente de la caja, que es precisamente cuando más duele. Sin embargo, esta situación puede estar cerca de desaparecer, y es que las pantallas autorreparables podrían aterrizar antes de lo que pensamos en nuestros dispositivos.

Publicidad

Las pantallas autorreparables, un futuro no muy lejano b

La idea de las pantallas autorreparables

Al igual que nos puede ocurrir a cualquiera de nosotros cuando vamos por el campo y sin querer rozamos con una piedra o con una rama y nos aparece una herida, el modo en que cicatriza y se recupera es un concepto que sin duda sería muy bienvenido en nuestros dispositivos. Sin embargo está claro que esa regeneración no parece ser algo fácil de conseguir, pero desde hace ya varios años se han puesto en marcha distintos proyectos que buscan que esos pequeños percances que estropean nuestros dispositivos pasen a la historia.

Publicidad

En esencia no estamos hablando precisamente de un concepto nuevo, pero lo que sí es cierto es que unos científicos británicos han logrado avanzar en su investigación consiguiendo pantallas que se reparan solas inspirándose en el modo en el que se repara el cuerpo humano.

Como funcionan las pantallas autorreparables

Cuando nos hacemos una herida, lo que ocurre es que al momento empiezan acumularse plaquetas en la zona con el objetivo de taponarla. Dichas plaquetas se encuentran en la sangre y poco a poco se van solidificando hasta que la herida desaparece por completo.

Te podría interesar  FlexEnable nos trae la pantalla flexible que permitirá Smartphone de muñeca

Las pantallas autorreparables, un futuro no muy lejano

Estas pantallas tienen un funcionamiento similar, disponiendo de un líquido con base de carbono en su interior que se libera en caso de rotura utilizando en este caso microesferas en lugar de plaquetas que van tapando las grietas, y poco a poco va solidificando a través de una reacción química con lo que desaparecen las mismas.

A las pruebas nos remitimos

Sin embargo está claro que este tipo de sistemas puede funcionar mejor o peor, quedar secuelas o incluso no llegar a reparar algunos determinados desperfectos. Sin embargo las pruebas han demostrado que la eficiencia es tanta que en muchos casos se llega a recuperar la pantalla por completo, y en los que no se consigue, los resultados son suficientes como para poder seguir utilizando el dispositivo sin la necesidad de remitirlo al servicio técnico.

Cabe destacar que por el momento se trata de un proyecto, aunque lo cierto es que en los últimos meses han avanzado mucho y, aunque quede todavía camino por recorrer, estamos casi convencidos de que en apenas unos años se convertirá en una opción que muchos desarrolladores incluirán en sus terminales, algo que, dependiendo del precio, estamos totalmente convencidos de que será muy bienvenido por parte de los usuarios.

Esperemos que este tipo de tecnologías avancen fuertemente y supongan una mejora considerable en seguridad y comodidad.

Las pantallas autorreparables, un futuro no muy lejano
Vota este artículo

Artículos relacionados: