Loon Copter, el drone sumergible

Loon Copter es el nombre de un interesante drone que vamos a conocer hoy, y es que, además de contar con características similares a las de otros aparatos, a su vez también pone a nuestra disposición una funcionalidad sorprendente, y es que nos permite sumergirlo en el agua; efectivamente, estamos hablando de un drone sumergible.

Loon Copter

La polivalencia de los drones

En los últimos meses (e incluso desde hace más de un año), estamos observando que los drones son perfectos para multitud de tareas desde ayudar a personas que lo necesiten hasta disfrutar de un ocio muy divertido e interesante.

Así por ejemplo podemos encontrar drones de reparto, drones policía que se encargan de cazar otros drones, drones para repartir medicamentos, drones vigilantes, drones que ayudan a repoblar la tierra de árboles e incluso drones artísticos como los de Spaxels.

El caso es que cualquier campo está cubierto por estos interesantes aparatos, pero hasta la fecha tan sólo nos los planteábamos en tierra y aire, y es que Loon Copter ha llegado para cambiar por completo nuestro concepto y abrir una nueva puerta para la investigación, las emergencias y el ocio entre otros.

Conoce Loon Copter

Loon Copter está capacitado para funcionar como un drone normal, pero a su vez también puede flotar sobre el agua o incluso sumergirse.

Ha sido creado en la Universidad de Oakland y sin duda ha sorprendido muy gratamente, ya que no sólo ofrece la característica de sumergirse sin problemas, sino que además tampoco tendremos que realizar ninguna tarea para pasar del aire al agua o viceversa.

Es decir, no tendremos que utilizar accesorios externos que tengamos que montar y desmontar, a la vez que tampoco va a cambiar su forma, sino que tan sólo cambia su modo de funcionamiento en cuestión de unos breves segundos.

Loon Copter b

La capacidad de sumergirse la consigue gracias a un depósito de aire incorporado, el cual se llena de agua para descender. Sus hélices le permiten desplazarse bajo el agua sin problemas, lo cual va a ser un recurso fantástico que por ejemplo nos ayudará a explorar el fondo del mar.

Eso sí, todavía hablamos de un drone sencillo y sin demasiados alardes, pero no hay duda alguna de que se trata del primer paso para un futuro mucho más prometedor, con maquinaria potente y bien diseñada que permita conocer de forma segura el contenido de las profundidades más inhóspitas.

Para volver de nuevo a la superficie, en este caso lo que hace es vaciar su depósito interno de forma que vuelve de nuevo a flotar. A continuación podremos de nuevo emprender el vuelo sin ningún tipo de dificultad.

Todavía queda por pulir un pequeño detalle

Evidentemente, el drone Loon Copter va a ser una alternativa fantástica por ejemplo para la investigación y el rescate, pero el inconveniente que presenta todavía es que no vamos a poder emitir en directo cuando se encuentre sumergido. Es decir, podremos realizar grabaciones para visualizarlas cuando recuperemos el aparato, pero no vamos a poder visualizar en tiempo real el fondo por el que surca.

Más de: Hardware, Noticias,

Dejar un comentario