Saltar al contenido

Los astronautas podrán llevar su propia máquina de resonancia en el 2016

Cada día nos encontramos con noticias y novedades bastante sorprendentes con respecto a lo que la tecnología puede significar en nuestras vidas por eso, debemos de estar lo más atentos posibles a todas las informaciones que vayamos obteniendo de aquellas especialidades que nos gusten porque como hemos dicho, en cualquier momento, damos con algo realmente impactante. En esta ocasión queremos hablar de los astronautas que para muchos, son todo un misterio y por supuesto, grandes héroes.

La vida de los astronautas es completamente pasional por su trabajo pues no es algo que pueda hacer cualquiera. Todos sabemos que uno de los efectos que tiene la falta de gravedad en el espacio es que los huesos y los músculos sufren hasta tal punto que pierden toda la funcionalidad que tienen en la Tierra cuando éstos, suben allí arriba. Por otro lado, también es sabido que estos profesionales espaciales se someten a duras pruebas de ejercicio físico y a unos análisis médicos especializados para comprobar el tipo de resistencia que tienen. En cuanto a las pruebas físicas éstas, se dan antes y después de estar en el espacio pues las primeras son para el más puro ritual de entrenamiento mientras que las segundas son para ver qué tipo de problemas han podido surgir en los mismos durante la estancia a una gravedad cero.

Maquina-resonancia-astronauta

Los huesos como resultado se atrofian y los músculos pierden buena parte de su masa y muchas veces resulta un problema tener que estar pensando en cómo estarán tus huesos sin poder ni siquiera saber nada de ellos. Ahora, un nuevo descubrimiento va a revolucionar lo que es la era espacial pues, gracias a una compañía tecnológica los astronautas, podrán llevar su propia máquina de resonancia y así comprobar el estado de sus músculos y sus huesos en todo momento.

La máquina de resonancia ha sido diseñada por MRI-Tech Canada y  por Com Dev International que llevan años trabajando en ello y poniendo todo el esmero en que las cosas salgan a la luz. La tecnología que soporta está usada para crear un campo magnético que se necesitan para controlar las variaciones que hay en el hidrógeno del agua del cuerpo. La máquina en sí se llamará TRASE y recurre a pulsos de radiofrencuencia para que se apliquen en zonas muy concretas. Por otro lado, se sabe que esta nueva máquina llegaré en el año 2016 y se pretende dar uso a la misma en ese tiempo.

No obstante, aunque la idea está bien cimentada, la tecnología de dicha máquina de resonancia está aún pendiente de nuevas evoluciones porque hasta que llegue el año 2016 se pretende perfeccionar al máximo para así conseguir exactamente lo que se andaba buscando con la misma. La referencia para esto es reducir en la medida de lo posible, la complejidad y el precio de las que actualmente se encuentran en los hospitales con sistemas MRI.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *