Los coches autónomos de Google ya pueden circular

En los últimos años, Google ha trabajado duro para desarrollar e ir mejorando los vehículos autónomos destinados básicamente a fotografiar cualquier parte del mundo para el modo Street View en el Google Earth o Maps. Hasta la fecha, los vehículos de la compañía han recorrido cerca de 700.000 kilómetros con un único incidente, en el cual se determinó que fue resultado de un error humano.

google-s-driverless-car-is-now-safer-than-the-average-driver-a52115750a

Esta circulación pero, se ha hecho siempre en un entorno cerrado y controlado por el propio equipo de Google ya que hasta la fecha no era legal poder sacar a las calles vehículos sin conductor. Pero parece que poco a poco la situación vaya cambiando, ya que en California, uno de los estados más conocidos en Estados Unidos, se ha conseguido el permiso de circulación para los vehículos autónomos de Google.

Se inicia la circulación de los coches sin conductor

Publicidad

A partir de esta misma semana, la multinacional norteamericana podrá sacar a las calles sus vehículos 100% autónomos, previamente programados desde la central y continuamente vigilados a través de cámaras en directo conectadas directamente con el coche en cuestión.

La licencia que permite la circulación de estos vehículos tan particulares tiene un coste para la compañía de 150 dólares para el primer coche, y 50 dólares más para los demás vehículos adicionales. Durante la semana pasada, el Departamento Estatal de Vehículos Motorizados en California entregó 29 permisos de circulación a vehículos sin conductor, de las cuales, Google se hizo con 25.

Google, juntamente con Audi y Mercedes que también han adquirido las licencias que faltaban, pueden sacar sus vehículos autónomos a las calles, para iniciar de forma oficial sus pruebas en vía pública. No hay que olvidar que tanto Google como las demás compañías que disponen de esta licencia, disponen de la indicación de que sus vehículos son de pruebas, así que se trata de un persmio de circulación temporal.

Una barrera menos para extenderse por el mundo

Lo cierto es que el mayor inconveniente para los vehículos autónomos de Google es que las leyes actuales no permiten la circulación de vehículos autopropulsados si no disponen de conductor, debido  los posibles incidentes que se pueden producir.

Sin embargo pero, desde California se ha dado un paso adelante y no sólo se asegura de este modo, seguir siendo uno de los territorios más punteros por lo que hace al desarrollo tecnológico, sino que da las puertas abiertas a la circulación de vehículos sin conductor, considerándose desde el propio Estado como el transporte del futuro no muy lejano, al fin y al cabo.

Este hecho, puede suponer quitar las barreras que impiden a los coches de Google circular por ejemplo en Europa, dónde las exigencias en seguridad y normas a cumplir son mayores que en América del Norte.

Sea como sea, cada vez son más las compañías que le ven futuro a este sistema de conducción. General Motors también ha mostrado interés, para que en los próximos años también se puedan desarrollar modelos de Cadillac para que circulen de forma autónoma.

Publicidad

Artículos relacionados: