Los hologramas sustituyen a los budas destruidos por los talibanes

El terrorismo es culpable de gran parte del sufrimiento en muchos países, pero lo cierto es que su objetivo no son sólo los seres humanos, sino que como muestra tenemos la destrucción por parte de los talibanes de dos estatuas de Buda que contaban con más de 1500 años de antigüedad y se encontraban talladas en la roca de una montaña del sur de Afganistán. Esto ocurrió en el 2001, y para poder recuperar parte de la esencia y la historia, en la actualidad se ha decidido sustituir temporalmente estas estatuas desaparecidas por hologramas que crean una imagen igualmente sorprendente.

Publicidad

Los hologramas sustituyen a los budas destruidos por los talibanes

La destrucción de las estatuas de buda en Afganistán

En el momento en el que los talibanes conquistaron el país por la fuerza, una de sus primeras acciones reivindicativas fue la destrucción de estas estatuas de 50 m de altura construidas en el año 507 y 554 respectivamente.

Publicidad

Sin duda se trataba de un gesto salvaje que demostraba aún más la falta de criterio y evolución de estos personajes que aún en pleno siglo XXI consideran que el mundo les pertenece y deben conquistarlo por la fuerza.

Aquí podéis ver en un sencillo vídeo tanto el estado de las estatuas antes de la demolición como el proceso de derrumbe y posterior estado.

https://youtu.be/sotbpvQevD8

Tras la expulsión de los talibanes 14 años después de la tragedia, la Unesco ha decidido recuperar y restaurar estas estatuas, aunque estaba claro que tras la destrucción difícilmente íbamos a poder volver a disfrutar de una imagen tan sorprendente.

Sin embargo, un matrimonio sorprendido por la inexcusable acción de los talibanes decidió aplicar sus conocimientos de tecnología y ponerse manos a la obra para poder recuperar al menos esa imagen que nunca debió desaparecer.

Los budas convertidos en holograma

Finalmente decidieron pedir permiso a las autoridades locales y a la Unesco para colocar un proyector en 3D a través del cual reproducir de nuevo la imagen de Buda durante dos noches por un tiempo de ocho horas. Eso sí, para evitar dañar los pocos restos que quedan de las estatuas lo que se ha hecho es utilizar lámparas alojen las y una máscara de cristal de cuarzo para filtrar la luz.

Esto ha sido posible gracias a la reconstrucción tras el análisis de las imágenes que todavía se conservaban de la estatua.

Los hologramas sustituyen a los budas destruidos por los talibanes b

Lo mejor de todo es la emoción con la que los habitantes del lugar han recibido entre lágrimas la imagen, y es que durante mucho tiempo habían perdido algo que para ellos era verdaderamente importante y representaba una parte esencial de su cultura y creencias.

No debemos olvidar que esta imagen no nos ayudará a recuperar las estatuas, pero al menos sí se trata de un símbolo muy poderoso y un mensaje muy claro tanto para el pueblo que tuvo la desgracia de perderlas como para los terroristas y gente que no tiene respeto alguno por la historia, las tradiciones y la cultura de los lugares que pisan.

Los hologramas sustituyen a los budas destruidos por los talibanes
Vota este artículo

Artículos relacionados: