Los robots podrían ayudar a los niños con autismo

El autismo es un trastorno caracterizado por un fuerte déficit del desarrollo que afecta sobre todo, a las relaciones sociales. Por lo general, comienza en la niñez y se mantiene durante toda la vida en cambio, con un buen estudio del comportamiento del pequeño y una terapia adecuada a lo que necesita en un tiempo, puede presentar buenas mejoras y organizarse mucho mejor. Sin embargo, esta afección no deja de ser preocupante y entristecedora para las personas que rodean al afectado.

Publicidad

Como ya sabemos todos las tecnologías no cesan en su avance y una de las mejores cosas que encontramos con ello es que, en la mayoría de los casos trata de avanzar en función a lo que necesitan los seres humanos y lo que les conviene en todo momento es decir, los avances tecnológicos buscan ante todo, beneficiar a las personas y la salud es uno de los puntos de mayor interés y por supuesto, la disciplina que se encarga de que vivamos más y mejor.

Robots-niños-autistas

Publicidad

Atendiendo a lo anterior, en el mes pasado un estudiante de la Universidad Nacional de Singapur llamado Jhon-Jhon Cabibihan aseguraba que los robots serían una buena alternativa para que los niños con autismo pudieran desarrollar su intelecto y conseguir muchas metas en la vida. En el trabajo se podían observar diferentes tipos de robots de los que hemos conocido hasta ahora y a cada uno de ellos, se les sacaba algunas de las cualidades de que disponía y ellas, se adecuaban a lo que es el conocido trastorno del autismo.

La tecnología con robots ha evolucionado mucho y cada vez se tratan más de cerca casos de personas enfermas o de actividades (sobre todo laborales) en las que se hace uso de la robótica y esto nos ayuda a evolucionar rápidamente en el cometido. Debemos recordar que en este caso, los robots se están diseñando con la  idea de hacernos la vida algo más sencilla y por supuesto, como en el caso del estudio, sobrellevar un trastorno que es francamente difícil y que puede de alguna manera, sentenciar una vida.

Según los propios expertos, en el estudio se hace mucho hincapié en la enseñanza del niño a través de actividades cotidianas pero que para él, aún suponen un auténtico mundo a descubrir: saludar con la mano, conocer cuándo es su turno para lanzar la pelota, seguir la mirada del robot hacia un objeto de interés con el fin de que llegue a este sin muchos problemas e incluso, simular pasos de baile de una canción por parte del robot para que el niño autista pueda reconocerlos y así bailar.

Como hemos dicho antes, estas avanzadillas se tratan tan solo de un estudio y, aunque se quieren ir probando métodos para ayudar en el desarrollo de los niños autistas, lo cierto es que aún es pronto para hablar de una terapia común y cotidiana que vaya a ser efectiva. No obstante, la idea es sumamente interesante y sin duda, se seguirá avanzando hasta el punto de incluir esta completamente en las que ya están al uso.

Los robots podrían ayudar a los niños con autismo
Vota este artículo

Artículos relacionados: