Los sobornos a Raspberry Pi para añadir malware

No todos los desarrolladores se arrodillan frente al dinero, y Raspberry Pi parece ser uno de los que se salvan, y es que ha informado que ha recibido recientemente ofertas para instalar malware en sus dispositivos a cambio de una suculenta cantidad de dinero.

Los sobornos a Raspberry Pi para añadir malware

El ordenador más barato del mundo no se vende

Y es que está claro que Raspberry Pi es una empresa que busca ofrecer al cliente un producto económico y por supuesto que garantice la máxima viabilidad, estando exento de cualquier amenaza que pueda dañar al cliente final.

Por supuesto estamos hablando de una noticia que nos ha llegado directamente desde el propio desarrollador, y lo cierto es que ya estamos más que acostumbrados a que no se puede poner la mano sobre el fuego en nombre de nadie, pero desde luego por nuestra parte hay una confianza extra para esta empresa que aparentemente ha renunciado a recibir una suculenta cantidad de dinero para poder seguir vendiendo los PC más baratos del mundo de la forma más limpia posible.

El malware, un regalo por Navidad

Según imagen facilitada por Raspberry Pi, la empresa recibiría un correo electrónico en el que proponían a la empresa la preinstalación de malware en los dispositivos Raspberry Pi a cambio de una cantidad de dinero.

Por razones de privacidad, Raspberry Pi ha decidido mantener en secreto el nombre de la empresa que, aprovechando la bondad del periodo navideño, había decidido sacar partido estafando a clientes de la forma más indigna y sucia que podemos imaginar.

Los sobornos a Raspberry Pi para añadir malware b

Por desgracia este comportamiento no es precisamente nuevo, y lo cierto es que son muchos los fabricantes que acaban cediendo y aceptando ofertas similares, pero también es importante tener en cuenta que con el paso del tiempo al final se acaba detectando en gran parte de los casos, lo que hace que el fabricante que ha aceptado el soborno acabe perdiendo gran parte de su reputación e incluso grandes cantidades de dinero en ventas y soluciones.

La propuesta PPI para Raspberry Pi

La propuesta se basaba en la instalación de un fichero ejecutable de extensión .exe dentro del código, de forma que en el escritorio aparecería un acceso directo a través del cual el usuario se daría de alta en la web de la empresa que propone la instalación.

El pago se efectuaría en función de las instalaciones que se llevasen a cabo, razón por la cual, la empresa propone a Raspberry Pi que le facilite un PPI, es decir, un precio por instalación.

Este tipo de estafa es bastante habitual a día de hoy, y afecta por igual tanto a ordenadores de sobremesa como ordenadores portátiles e incluso a teléfonos inteligentes y tabletas. De hecho últimamente se están detectando bastantes Smartphone y Tablet chinos que llegan con este tipo de software instalado, por lo que recomendamos a nuestros lectores que extremen las precauciones, y sobre todo que no piensen que por comprar un dispositivo totalmente nuevo estamos a salvo de cualquier amenaza.

Más de: Noticias,

Dejar un comentario