Madrid ya dispone de varios coches de policía inteligentes

En la capital española las novedades no dejan de suceder. En esta oportunidad se trata de un adelanto tecnológico que colaborará con el aumento de la seguridad para todos los habitantes de Madrid. Se trata de la incorporación en los coches de la policía española de dispositivos “inteligentes” fruto de la imparable e incesante evolución tecnológica que hará más fácil la labor de los agentes del orden y a la vez incrementará la seguridad de la ciudadanía en su conjunto.

Coches inteligentes Policía Madrid

Este proyecto fue instrumentado por la compañía FICOSA y fue puesto a consideración del público en la última feria de SICUR. En la actualidad se han instalado los nuevos instrumentos tecnológicos en siete vehículos de la policía, los que ya circulan en fase experimental por las calles de las provincias de Madrid, Zaragoza y Valencia.

Cabe destacar que el emprendimiento fue desarrollado con la colaboración de la empresa Telefónica. Como quedara dicho, se ha presentado en el Salón Internacional de la Seguridad 2016 y ha puesto tres coches de Policía “tecnológicos” en las calles de Madrid, dos en las de Zaragoza y otros dos en la ciudad de Valencia. En caso de que este período de experimentación resulte exitoso -como todos esperan- se sumarán entre 150 a 200 coches patrulla a lo largo y lo ancho de España.

Javier Pujo -consejero de FICOSA- señaló que la incorporación de la última tecnología en los coches policiales importará un significativo avance en la tarea de los agentes policiales ya que podrán desarrollar varias tareas desde sus patrulleros sin necesidad de acudir a la comisaría.- Cada automóvil se convertirá, por así decirlo en una “comisaría móvil”.

El equipamiento comprende la instalación de una consola central con un ordenador portátil que cuenta con una pantalla táctil de 10 pulgadas de extrema robustez, ya que se encuentra preparada para ser usada en condiciones severas y bajo todo tipo de climas tanto con alta como con baja temperatura. Los coches policiales disponen de la conexión 3G y 4G que provee Telefónica lo que permite enviar y recibir tanto imágenes como videos en tiempo real. Esto conecta al automóvil con la comisaría automáticamente.

Los coches cuentan también con un software que les permite leer las matrículas de los coches a fin de detectar si los vehículos han sido robados o están registrados en las listas de sospechosos. El dispositivo toma las imágenes de las placas de los autos, las digitaliza y codifica, contrastándolas con las bases de datos de que dispone la policía.

Cuentan también con tres cámaras de video vigilancia instaladas en el frente del vehículo, en el interior y en la parte trasera. Estas cámaras disponen de un gran ángulo de visión y pueden registrar cualquier actividad que tenga lugar. De esta forma, los agentes pueden alertar a sus camaradas en busca de ayuda o refuerzos en caso de generarse una situación anómala. El video queda grabado por un largo tiempo por si llegare a ser requerido para una investigación policial o judicial.

Finalmente, disponen de un sistema de antenas integradas con tecnología fractal lo que incrementa la capacidad de conectividad de los vehículos.

Más de: Innovación Motor, ,

Dejar un comentario