Moto G 2015 vs Samsung Galaxy J3: ¿con cuál nos quedamos?

Samsung es la principal fabricante del mundo Android, y sin embargo, no ha podido evitar que en los últimos dos o tres años algunas otras compañías le quiten muchísimas ventas en lo que a la gama baja y media refiere, sobre todo Motorola. Habiendo conocido hace algunos meses el nuevo Moto G 2015, el buque insignia de la compañía para este año -que no su mejor móvil- ahora la coreana ha presentado al que se supone será uno de sus competidores, el Galaxy J3, un intermedio entre los ya vistos Galaxy J1 y Galaxy J5.

¿Es mejor el Galaxy J3 que el Moto G 2015?

En principio tendríamos que hablar de la presunción de que por distintos motivos, entre ellos el hecho de que usualmente los dispositivos de Samsung son más costosos que los de Motorola, a igualdad de precios, el Moto G debería ser superior al Galaya J3. Para confirmarlo tenemos que fijarnos en el hecho de que ambos apuntan a una gama media, con valores en torno a los 200 o 250 euros de acuerdo a sus distintas versiones.

Llega entonces el momento de compararlos cabeza a cabeza, y lo primero que podemos ver es que los dos disponen de una pantalla de 5 pulgadas, con una resolución de tipo HD, de 1280×720 píxeles, algo normal para el segmento. A eso luego el Samsung le agrega un procesador Qualcomm Snapdragon 410 y una memoria RAM de 1 GB, con una memoria interna de 8 GB, características que no están nada mal, pero que curiosamente en el caso del Moto G, son las que observamos solo en su versión más básica, pues la otra dispone de una memoria RAM de 2 GB, y una capacidad de almacenamiento de 16 GB.

Aunque probablemente la potencia no sea el primer factor de decisión para un usuario que va por la gama media, sí podemos tener en cuenta que la cámara fotográfica se encuentra a la cabeza de las preferencias de los compradores al momento de adquirir un nuevo smartphone, y en este caso, el Galaxy J3 dispone de una principal de 8MP y una secundaria de 2MP, que tampoco están mal, pero que vuelven a ser superadas por los sensores de 13MP y 5MP respectivamente de los que dispone el Moto G 2015.

¿Y qué tiene a favor el Samsung?

Bien, tampoco es que sea inferior en todo, aunque sí es cierto que está por detrás en cuestiones como las mencionadas antes el Galaxy J3, pero por supuesto, es que estamos hablando de un Samsung, la mejor compañía Android, definición que es cierto por otro lado, debería aplicarse para muchos solo a la gama alta, y no a la gama media, donde otros fabricantes como Motorola le sacan ventaja.

En hechos concretos, la garantía de tener un dispositivo de Samsung, y sobre todo el hecho de que dispone de un diseño probablemente más elegante que el Moto G 2015, además de una pantalla SuperAMOLED, son los motivos por los que creemos que algunos usuarios podrían escoger antes el Galaxy J3. Eso sí, otro detalle no menor, es probable que el Moto G 2015 no solo reciba más actualizaciones Android a lo largo de su vida, sino también que las reciba con varios meses de anticipación a este terminal de la asiática.

Más de: Móviles

Dejar un comentario