MySpace rechazó dos ofertas para adquirir Facebook

Volvamos un poco en el pasado, más concretamente al año 2004. Nos encontraremos entonces con que apenas existían noticias acerca de Facebook, y por supuesto Twitter e Instagram recién estaban en la mente de sus futuros creadores. Por entonces igualmente había experiencias exitosas en materia de redes sociales, como por ejemplo MySpace, y luego de una década o poco más, nos hemos enterado que los ejecutivos de esta plataforma se negaron no una, sino dos veces, a adquirir Facebook entonces.

MySpace Facebook

¿Cómo fue la posible venta de Facebook a MySpace?

En efecto, en las últimas horas se ha destapado que allá por el 2004, cuando MySpace era mucho más popular que Facebook, y antes de que ésta última estuviera valuada en 300.000 millones de dólares gracias entre otras cosas a sus 1.000 millones de usuarios activos mensuales, la primera de ellas se negó hasta en dos ocasiones a pagar los “apenas” 75 millones de dólares que Mark Zuckerberg les pedía para hacerse con la empresa y así obtener financiación para poder seguir con su desarrollo.

Sucede que en aquel momento, mantuvieron una serie de reuniones el mencionado Zuckerberg, como CEO de Facebook, con su par de MySpace, Chris DeWolfe, acerca de las posibilidades de llegar a un acuerdo comercial entre ellos. Sin embargo, luego de que el fundador de la hoy red social más popular del planeta pidiera 75 millones de dólares por hacerse con ella a DeWolfe, éste se negó en rotundo a pagar esa cantidad, suponemos que porque no estaba convencido de hacer un buen negocio.

Lo increíble del caso es que la vida no le dio una sola oportunidad a DeWolfe, sino dos. Es que un año más tarde, en 2005, cuando News Corp pagó cerca de 580 millones de dólares por MySpace, Zuckerberg volvió a programar una reunión en la que le volvió a ofrecer su empresa al ejecutivo, aunque en este caso no por los 75 millones de dólares del año anterior, sino por 750 millones de dólares, 10 veces más en apenas un año. Obviamente, todo hace indicar que Zuckerberg tenía mucho más en claro lo que se traía entre manos que lo que DeWolfe pudo observar. DeWolfe volvió a decir que no.

El resto ya es historia más o menos conocida, pues un par de años más tarde, a comienzos del 2007, Microsoft puso el ojo en Facebook, adquiriendo el 1,6% de la compañía por una cifra cercana a los 240 millones de dólares, lo que quería decir que en apenas tres años, para Zuckerberg y los inversores, el costo de Facebook había pasado de 75 millones de dólares a 15.000 millones de dólares. Como decíamos, hoy ya llega a los 300.000 millones de dólares.

En la actualidad, ya sabemos que Facebook maneja muchísima mayor cantidad de usuarios que MySpace, y que esta última red social ha ido perdiendo relevancia de forma notoria con el paso del tiempo. Tal vez un “sí” de DeWolfe en su momento, hubiera cambiado el rumbo de la historia…

Más de: Redes Sociales,

Dejar un comentario