¿No quieres comprar un BB-8? Entonces constrúyelo tú mismo

¿Ansioso por la llegada de Star Wars: The Force Awakens? Aún faltan unos meses para el despertar de la fuerza pero ya hay un nuevo favorito de la saga Star Wars que aún ni siquiera ha hecho su aparición. Se trata de BB-8, el pequeño robot que no hace más que rodar y rodar hasta llegar a su destino. Sphero, con la aprobación de Disney, desarrolló un pequeño modelo de BB-8 el cual ofrecer a los fans de la película, como parte del merchandising previo al estreno de la misma.

El Sphero BB-8 ya ha cosechado una gran popularidad, sin embargo la comunidad maker ha demostrado de lo que es capaz y ha creado su propio robot, BB-8, imitando el aspecto y movimiento que el robot que veremos en la película de Star Wars que se estrena el próximo mes de diciembre. El resposnable del proyecto ya ha explicado cómo ha logrado crear este robot para que cualquiera pueda crear su propio BB-8. Incluso está trabajando en una segunda versión mejorada del mismo.

Construye tu propio BB-8

¿Te gustaría crear con tus propias manos un robot idéntico al que puedes ver sobre estas líneas? James Burton es un ingeniero británico que tiene ya ‘alguna’ experiencia en proyectos en los cuales la robótica se lleva de la mano con la impresión 3D. A él lo puedes ver posando junto a su creación encabezando este artículo, pero lo que es mejor es que además de desarrollar su propio BB-8 ha creado una guía en vídeo para que tú puedas seguirlo y crear tu propio robot rotatorio.

Esta creación de Burton es bastante distinta al juguete que desarrolló Sphero. En lugar de montar toda la tecnología en el cuerpo, y mantener la cabeza en su sitio con unos cuantos imanes, el ingeniero británico decidió hacerlo al revés. En este BB-8 nos encontramos con todo lo encargado de su movimiento en la cabeza, dónde vemos unas omniruedas controladas por un Arduino Mini Pro para realizar el movimiento. Para mantener esta cabeza de plexiglás apoyada en el cuerpo de poliestireno ha utilizado un chip Sparkfun LSM9DS0 y un acelerómetro/giroscopio/magnetómetro de nueve ejes que se encarga de monitorizar la posición de la cabeza en todo momento.

Está claro que no es el mismo y emocionante BB-8 que mostró Sphero, sin embargo es una forma “sencilla” de crear nuestro propio robot y darle vida. Y gracias a las enseñanzas de James Burton podremos evitar los errores que él cometió en un principio con el proyecto –fin con el que creó su serie de vídeos.

Más de: Robótica

Dejar un comentario