El primer microprocesador de mil núcleos se llama KiloCore

KiloCore es el nombre del primer microprocesador con 1000 núcleos, un antes y un después ya que podría ser el garante de un nuevo paso de gigante y una nueva revolución en cuanto a equipos informáticos se refiere. A continuación vamos a conocer algunos de los detalles de este procesador que ha sido creado en la Universidad de California en colaboración con IBM.

KiloCore b

El objetivo de los microprocesadores con varios núcleos

Como ya habréis podido comprobar, en la actualidad prácticamente todos los equipos cuentan con microprocesadores que al menos disponen de dos núcleos, siempre sabiendo que los núcleos son como otros pequeños micros que hay instalados dentro de un mismo procesador.

Generalmente encontramos desde 2 hasta 10 núcleos, aunque por supuesto podemos encontrar otras versiones mucho más potentes con inclusive más de 32 núcleos, y en cualquier caso, todos ellos nos van a ser de utilidad para poder disfrutar del procesamiento en paralelo disminuyendo el consumo en comparación a si utilizásemos varios microprocesadores de un sólo núcleo, ya que además de que tener en cuenta que cada núcleo funciona de forma independiente, lo que significa que tan sólo trabajarán aquellos que realmente sean necesarios.

Características del KiloCore

El KiloCore es el chip más rápido conocido hasta la fecha, pero cabe destacar que también incluye algunas tecnologías muy interesantes cuyo objetivo es, entre otras cosas, conseguir disminuir el consumo eléctrico.

Para que os hagáis una idea, este microprocesador tiene la capacidad de ejecutar 1,78 billones de instrucciones por segundo, y tiene un total de 621 millones de transistores.

Cabe destacar que ha sido fabricado utilizando la popular tecnología CMOS de 32 manómetros de IBM, que recordamos que es uno de los colaboradores en este interesante proyecto.

En cuanto a velocidad, cada núcleo tiene la capacidad de alcanzar hasta 1,78 GHz, pero también ofrecen una particularidad interesante como lo es el intercambio de datos entre núcleos sin la necesidad de estar recurriendo a la memoria caché, lo cual nos va a ayudar a conseguir una mayor velocidad de procesamiento.

KiloCore

En cuanto a los núcleos que no están siendo utilizados, tendrán la posibilidad de desconectarse por completo, lo cual supone un considerable ahorro energético. En cuanto a cifras, el KiloCore puede llegar a procesar 115.000 millones de instrucciones por segundo con un consumo de tan sólo 0,7 W.

Pero aunque sin duda se trate de un microprocesador verdaderamente sorprendente, en realidad todavía el proyecto sigue adelante con algunas propuestas muy interesantes como puede ser el hecho de dividir la ejecución de un programa en distintas tareas independientes que funcionarían en diversos núcleos, gracias a lo cual aumentaría mucho el rendimiento sin por ello aumentar necesariamente el consumo.

En definitiva estamos ante un paso más al frente en lo que a procesamiento de datos se refiere, y es que gracias a este interesante microprocesador, antes de lo que imaginamos vamos a disfrutar de nuevas tecnologías mucho más amigables con el medio ambiente, más económicas y sobre todo que ofrecerán un rendimiento muy por encima del que estamos acostumbrados.

Más de: Hardware,

Dejar un comentario