Qué es el microprocesador de un ordenador

En los próximos días vamos a intentar ayudar a todos aquellos que no estén muy introducidos en el mundo de la informática y quieran conocer todos y cada uno de los elementos de hardware que se encuentran instalados en su PC. En esta ocasión vamos a comenzar por uno de los elementos más importantes que es conocido como microprocesador, CPU, unidad central de procesamiento, micro o procesador.

Qué es el microprocesador de un ordenador

Qué es un microprocesador

Un CPU o unidad central de procesamiento es la parte más importante y generalmente más cara de un ordenador. Se trata de la pieza que se encarga de realizar la mayor parte de los procesos, por lo que sin ella es totalmente imposible que el equipo informático funcione.

Cuenta con dimensiones muy reducidas ya que se trata de una pieza fabricada mediante arquitectura microscópica.

Publicidad

Pero este elemento no sólo se encuentra en los ordenadores, sino que dada la evolución de la mayor parte de electrodomésticos y dispositivos, es casi imposible no encontrar microprocesadores en teléfonos inteligentes, microondas, vehículos, tabletas, televisores, frigoríficos, equipos de sonido, etcétera.

El funcionamiento del CPU

Un microprocesador funciona a través de cuatro fases, cargando el código desde la memoria en la primera, procediendo a realizar el procesamiento en la segunda, continúa con la ejecución de la instrucción tras haber sido decodificada a través del procesamiento, y finalmente procede a la escritura para lo cual recorre el sentido opuesto, es decir, se dirige del microprocesador la memoria.

La evolución de la unidad de procesamiento central

Y al tratarse de uno de los elementos de hardware más importantes de nuestro ordenador, también podemos destacar que cuenta con una destacada evolución que se sucede año tras año.

Esto ha hecho que en tan sólo unas décadas la potencia y la velocidad de procesamiento haya aumentado considerablemente, dando lugar a los dispositivos con varios núcleos que conocemos a día de hoy.

Antiguamente, en los inicios de la informática, los primeros ordenadores que ocupaban habitaciones enteras disponían de velocidades de CPU tan reducidas como los 4 MHz.

Con el paso de los años, estas velocidades fueron aumentando y ya a mediados de los 90 podíamos encontrar ordenadores con velocidades de 90 MHz, 133 MHz, 166 MHz o incluso 200 MHz con las primeras versiones de Pentium. Antes de la aparición de este modelo, la velocidad máxima era de 75 MHz que fue alcanzada con los modelos conocidos como DX4, pero tan sólo si se activaba el modo turbo, ya que de lo contrario descendía a velocidades de 33 MHz. No obstante, este turbo no afectaba en principio al funcionamiento del equipo más que positivamente, puesto que no suponía algo tan arriesgado cómo lo que a día de hoy conocemos como OC.

Pues en principio esto es todo lo que necesitamos saber por el momento acerca de los microprocesadores, y en los próximos días iremos aprendiendo más sobre algunos de los elementos de hardware más importantes de un PC.

Publicidad

Artículos relacionados: