Saltar al contenido

Qué es la tarjeta gráfica de un ordenador

Para poder utilizar un PC es necesario que dispongamos de un sistema que se encargue de gestionar los gráficos. Por ello, hoy vamos a hablar de las tarjetas gráficas para intentar conocer un poco mejor este elemento de hardware imprescindible en los ordenadores actuales.

Qué es la tarjeta gráfica de un ordenador

La tarjeta gráfica o GPU

La tarjeta gráfica también es conocida como GPU o unidad de procesamiento de gráficos. Su objetivo es evidentemente procesar los gráficos aunque lo cierto es que cada vez se le atribuyen nuevas funciones, razón por la cual cada poco tiempo vemos que aumentan su potencial considerablemente.

En cierto modo podríamos considerar la tarjeta gráfica como un segundo procesador aunque se dedica única y exclusivamente a los gráficos. Su objetivo será quitar trabajo a la CPU con lo que no sólo conseguimos que el microprocesador funcione con más soltura, sino que a la vez se logra un mayor rendimiento puesto que la tarjeta gráfica realiza el trabajo con mayor eficiencia que la CPU al hablar de gráficos.

Aunque tanto la CPU como la GPU cuentan con características muy similares a la hora de su funcionamiento, esta segunda está diseñada para conseguir un cálculo mucho más eficiente en relación con la información gráfica, es decir, su arquitectura difiere y se centra en la imagen.

Por ello, ambos procesadores no se deberían intercambiar, ya que la CPU puede realizar ambas tareas pero se centra menos en los gráficos, mientras que la GPU no es tan buena para realizar otras tareas que no sean gráficas.

Cabe destacar que fundamentalmente podemos encontrar tres tipos de tarjetas gráficas que son las integradas que se encuentran incorporadas en la placa base por defecto y que utilizan la memoria del equipo para funcionar, y por otro lado tenemos los híbridos que son una tarjeta gráfica que añadimos aunque sigue utilizando parte del rendimiento del equipo y, finalmente, tenemos las tarjetas gráficas dedicadas que son las más potentes y disponen de su propia memoria RAM.

El funcionamiento de la tarjeta gráfica

Actualmente, las tarjetas gráficas o GPU se centran fundamentalmente en el procesamiento de vértices y el procesamiento de píxeles.

El procesamiento de vértices

La gráfica obtiene información de la CPU acerca de los vértices, y lo único que hace es crear un orden en el espacio, establecer la rotación y seleccionar los segmentos de vértice que serán visibles gráficamente.

A través de esto podrá proceder entonces con el pixelado.

El procesamiento de pixelado

Para los vértices, la GPU necesita que la CPU realice en primer lugar el cálculo, pero para el pixelado se basta ella sola y lo realizará a través del procesamiento de vértices.

En este sentido ya hablaríamos de los gráficos tal y como los vemos. Se trata de un proceso muy complejo y que precisa, a diferencia del procesamiento de vértices, de una gran cantidad de memoria, puesto que es necesario que se apliquen todas las capas y los efectos que ayudarán a crear las texturas complejas que dan lugar a unos gráficos más realistas.

Una vez procesada toda esta información es enviada a nuestro monitor con el resultado de apariencia que podemos ver.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *